11 billones de veces ¡Culpable!

El ex presidente de WorldCom, Bernard Ebbers, fue condenado por el mega fraude de 11 mil millones de dólares y podría pagar hasta 85 años de cárcel, lo que equivale a una condena perpetua.

No cabe duda que esta es un periodo de juicios sonados. Mientras se juzga por un lado al ex rey del pop, Michael Jackson, por acusaciones de abuso sexual, y a los ex barones de la cocaína, Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, por eso, por capos de la droga, el ex presidente de WorldCom, Bernard Ebbers, fue condenado por el mega fraude de 11 mil millones de dólares y podría pagar hasta 85 años de cárcel.



Este ‘duro’ del empresariado, acusado de liderar un fraude contable por la bicoca de ¡11 billones de dólares!, que llevó a la mayor quiebra empresarial de la historia de Estados Unidos, ue encontrado culpable tras un juicio de seis semanas en una corte federal de Nueva York.



La jueza Barbara Jones comunicará su sentencia el 13 de junio, pero la condena -que podría llegar a 85 años- implicaría prisión perpetua para Ebbers, de 63, a menos que sea revertida en la apelación.



"El veredicto de hoy (martes) es un triunfo de nuestro sistema legal y la aplicación de las leyes de nuestro país contra quienes las infringen", dijo el fiscal general Alberto Gonzales.



"Estamos satisfechos de que el jurado haya visto lo mismo que nosotros en este caso: que el fraude en WorldCom se extendió desde los mandos medios hasta su ejecutivo principal", añadió.



Reid Weingarten, abogado defensor de Ebbers, confió que su cliente triunfe en la apelación.



"Los presidentes de empresa tienen una responsabilidad, pero eso no quiere decir que hayan cometido crímenes cuando ha habido delitos -que no conocían- en sus organizaciones", indicó.



WorldCom, junto con Enron, se transformó en un símbolo de mala conducta empresarial, provocando que el Congreso aprobara una dura legislación que responsabiliza a los empresarios por las manipulaciones financieras en sus compañías.



Los accionistas perdieron aproximadamente 180.000 millones de dólares en el colapso de WorldCom, 20.000 personas perdieron sus empleos y la compañía se declaró en concordato. Reestructurada y rebautizada MCI, la compañía salió del concordato en abril de 2004.



El testigo estrella de la acusación en el caso fue el ex director financiero de WorldCom, Scott Sullivan, que acusó a Ebbers de alentar el plan contable para cumplir con las metas financieras de Wall Street.



Acerca del Autor