BREAKING NEWS
Incinerar basura, una condena de 30 años que expertos mexicanos buscan evitar Raúl Estrada México, 14 jun (EFE).- La quema de 4.500 toneladas de basura al día durante 30 años en la Ciudad de México no solo violará las leyes nacionales de protección al medioambiente, sino convenios internacionales, advirtieron hoy expertos que rechazan una planta que tendrá esa misión. Y es que la Agencia de Gestión Urbana de Ciudad de México otorgó a Proactiva Medio Ambiente, del grupo francés Veolia, una licitación para que construya una planta de termovalorización que producirá electricidad para las 12 estaciones del Metro a partir de la quema de 4.500 de las casi 13.000 toneladas de basura que genera la urbe. La termovalorización consiste en descomponer los residuos orgánicos a través del calor y, con el vapor producido, generar energía eléctrica. Los desechos restantes de la incineración se pueden emplear en la industria de la construcción. Raúl Sergio Cuéllar, director técnico de desechos sólidos en Ciudad de México de 1997 a 2005, explica a Efe que el concepto termovalorización es un eufemismo para no llamar a la quema de basura por su nombre: incineración. “México firmó el Convenio de Estocolmo para frenar la incineración, entonces no puede aceptar tecnologías que generan sustancias altamente tóxicas, persistentes y bioacumulables como las dioxinas y los furanos, porque no hay manera de contenerlas”, señala Marisa Jacott, directora de la organización Fronteras Comunes. A través del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, en vigor en México desde 2004, los países se comprometen a “poner fin a la incineración de desechos a cielo abierto y otras formas controladas de incineración”, incluida la de vertederos. Según Veolia, que opera 63 plantas de este tipo en todo el mundo, la termovalorización es un proceso que reduce los gases de efecto invernadero (GEI), controla las emisiones de dioxinas y furanos y es reconocido en Europa por su eficiencia energética. Estas plantas operan en muchas ciudades del mundo y “están sumamente controladas, vigiladas por las autoridades, para cumplir con todos los estándares y normas ambientales”, dice a Efe Federico Casares, director de Desarrollo de Negocios y Relaciones Institucionales de Veolia México. El jefe de la Agencia de Gestión Urbana de Ciudad de México, Jaime Slomianski, quien no estuvo disponible para ser entrevistado por Efe, también ha defendido esta tecnología y asegurado que está respaldada por resultados ambientales satisfactorios en Europa y Asia. Sin embargo, en enero de 2017 un documento de la Unión Europea advirtió que “la eliminación, ya sea en vertederos o mediante incineración con escasa o nula recuperación de energía, es habitualmente la opción menos favorable para reducir las emisiones de GEI”. Además de violar el Convenio de Estocolmo, organizaciones ambientalistas denuncian que la incineración de residuos atenta contra el derecho a un medioambiente sano garantizado por la Constitución, y viola normas sobre manejo de rellenos sanitarios y la emisión de sustancias peligrosas al ambiente. El director de Greenpeace México, Gustavo Ampugnani, asegura que tras el cierre del relleno sanitario del Bordo Poniente en 2011, el más grande de América Latina con una extensión de 721 hectáreas, se perdió la oportunidad de implementar un modelo de gestión basado en basura cero. “Lo dejaron pasar y hoy nos dicen: o mandamos la basura a quemar o se joden y la basura va a estar en las calles. El Gobierno de la Ciudad de México se está dando un tiro en el pie”, señala. Basura cero es un modelo de gestión de residuos sólidos urbanos que tiene como objetivo reducir la generación de basura y recuperar los materiales, en vez de eliminarlos. Ramón Ojeda Mestre, experto en derecho ambiental internacional, denuncia además que no hubo proceso de saneamiento del Bordo -que recibió 76 millones de toneladas de basura en el tiempo que operó (1985-2011)-, como estipula la norma sobre tratamiento de residuos sólidos urbanos. Ahí se construirá la planta de Veolia, la primera de este tipo en América Latina y que empezará a operar en 2020, violando además la norma sobre residuos peligrosos, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos e incluso el Acuerdo de París, que fija las metas para reducir la emisión de GEI. “Si de todo eso no nos hacen caso aquí, iremos a tribunales internacionales y desde luego que nos lo van a conceder, va a quedar México en ridículo”, advierte Ojeda sobre los planes de los grupos ambientalistas para echar atrás el contrato para la construcción, operación y mantenimiento de esa instalación durante los próximos 33 años.

Accord Coupé EX-L de 2011: Construido para los que buscan emoción


Con cada uno de los detalles que le distinguen diseñados para darle una apariencia y actitud deportivas, el nuevo Honda Accord Coupé EX-L V-6 de 2011 es uno de esos autos que da la sensación de velocidad, de ser rápidos, aun cuando estén tranquilamente estacionados. Esa fue la sensación que experimenté antes de subirme a mi ejemplar de prueba de esta semana.

Varios detalles me llamaron la atención antes de entrar a la cabina: El tubo doble de escape cromado brillante que indudablemente se debe reflejar en su rendimiento, mientras acentúa su estilo deportivo; los espejos laterales eléctricos abatibles para mayor seguridad, las resaltantes y estilizadas manillas de cromo de las puertas, sus luces halógenas de largo alcance con diseño de ojo de águila y sus rines de aleación de 18 pulgadas.

Este bello coupé tiene una apariencia baja y elegante que desafía al viento para lograr un mejor rendimiento de combustible (19 millas por galón en la ciudad y 29 mpg en la carretera), al tiempo que reduce el ruido.

Con transmisión manual de 6 velocidades, tiene un motor VTEC V-6 de 3.5 litros, que genera 271 caballos de fuerza, contando con un tren de válvulas sintonizado con el desempeño, sistema de admisión y de escape para ampliar la curva de par motor en el intervalo de rpm bajas a medias, para brindar un desempeño de alta escala y la verdad es que cuando usted le hace presión al acelerador puede ver la cara de envidia de los conductores que van quedando regados en el camino.

Los sistemas de suspensión totalmente independientes, de doble horquilla al frente y múltiples articulaciones atrás, inspiran un desempeño de manejo confiable y también brindan un desplazamiento cómodo. Todos los Accord cuentan con frenos de disco en las cuatro ruedas.

Por seguridad, la estructura de la carrocería con Ingeniería de Compatibilidad Avanzada (Advanced Compatibility Engineering body structure - ACE™) es un diseño exclusivo de carrocería que mejora la protección a los ocupantes y la compatibilidad de aplastamiento en choques frontales. El diseño ACE™ utiliza una red de elementos estructurales conectados que distribuye la energía de un choque de manera más uniforme por todo el frente del vehículo. Este manejo mejorado de la energía en un choque frontal ayuda a reducir las fuerzas transferidas al compartimiento de pasajeros.

Además, todos los Accord poseen apoyacabezas activos en el asiento del conductor y del pasajero delantero para aumentar la protección de la cabeza y el cuello en impactos traseros. A pesar de ser un auto deportivo, este coupé tiene asientos delanteros que ofrecen una experiencia sorprendentemente amplia y muy confortable. El del conductor posee un ajuste automático de 10 posiciones, incluyendo el de soporte lumbar, que permite encontrar la posición de conducción perfecta.

El espacio para los pasajeros de la silla posterior es relativamente amplio para ser un dos puertas.

Se tienen disponibles tres sistemas de audio, todos con capacidad de reproducción de MP3/Windows Media® Audio (WMA) y una toma auxiliar de entrada. El sistema estándar incluye un reproductor de CD de un disco, seis altavoces y 160 vatios de potencia. El sistema de datos por radio (RDS) muestra información transmitida por las estaciones de radio FM participantes, que a menudo incluyen identificación de la estación, tipo de estación (se puede buscar por género) y la información de programación. Los controles de audio montados en el volante de la dirección son estándar en cada Accord. El XM Radio® es equipo estándar en todos los modelos EX-L.

Este auto viene equipado con una interfaz de audio USB, para que puedas llevar un reproductor de música portátil compatible o una memoria USB con tus canciones favoritas. Esta característica te permite controlar tu reproductor de MP3 directamente a través del sistema de audio del Accord y además carga tu reproductor mientras conduces, para que nunca te quedes sin batería.

Dispone de un sistema de navegación enlazado por satélite de Honda (en todo el territorio de Estados Unidos, excepto Alaska) que utiliza una pantalla de 8 pulgadas y un indicador de interfaz para el ingreso del usuario. El sistema de navegación cuenta con la guía Zagat Survey® para restaurantes, vida nocturna, hoteles y atracciones.

También viene equipado con el sistema HandsFreeLink® Bluetooth® como equipo estándar para conectarse de manera inalámbrica con teléfonos móviles compatibles.


Acerca del Autor