Alberto Barros: con tenacidad sienta cátedra en la meca de la Salsa

Lo que se hereda no se hurta. Vuelve a repetirse la historia con un joven que nació con todo el talento para hacer buena música. Hijo del compositor José Barros Palomino, ‘cacique mayor’ de la cumbia y otros ritmos en la región de El Banco, autor de la Piragua y otras canciones de grata aceptación popular... Todos sus hermanos son músicos: Adolfo, Alfredo y Martha, por lo que en su juventud ver instrumentos regados por toda la casa era una buena y sana costumbre.



Un día su hermano Adolfo lo inició en el oficio. Primero con el bajo, al mes siguiente le enseñó una trompeta y al cabo de un tiempo apareció con un trombón, instrumento del cual se apegó para siempre.



Para finales de los 70, le hervían las notas en sus venas. Eran las primeras ansiedades por demostrar lo que sabía, fue una época de profundos cambios conceptuales en el contenido de la música latina. Las opiniones radicales se matriculan en varios géneros del continente, particularmente en el discurso salsero, no hay tiempo para escribir sandeces. Los sonidos se particularizan y generan estilos... cada quien procura decir lo suyo claro y preciso. El joven Barros no es la excepción. Prueba en varios conjuntos, hasta enrolarse con el maestro Adolfo Echeverría en 1978 y muy apegado al folclor, entrega su primer arreglo: “Inmaculada”, que se convirtió en poco tiempo en clásico bailable del 7 de diciembre, Fiesta de las Velitas en Colombia y varios países de Centro y Suramérica.



Armando Galán, hijo del venerable Pacho, sería el profesor en el conservatorio de Bellas Artes, en Barranquilla, que ajustaría las clavijas de sus acordes para que luego Daniel Moncada le enseñara orquestación y se graduara con Juancho Vargas y Alvaro Rojas en Medellín. Mejor no había podido ser su enseñanza. Eran estos profesores los más adecuados en los secretos de la inspiración sonora.



Una inquietante sensación de que tenía que conocer más de la música, lo hace partir a Medellín a un primer ingreso a la Banda de Fruco a la que estuvo ligado por varios años entrando y saliendo. Para 1982, crea su propia agrupación, “Los Titanes”, con la que ha hecho 18 producciones, siendo su primer hit “La Palomita”, en la voz de Saulo Sánchez. Durante un periodo de 3 años sólo tuvo oido para su banda que deja organizada y matrizada con un registro inconfundible en los siguientes temas: Sobredosis de amor, Bastó una mirada, Zodiaco, No me vuelvo a enamorar, En trance y Pensándote.



Nuevos aires



No pasó mucho tiempo para volverse necesario en la ejecución del trombón en varias empresas musicales de gran renombre en el pais. Jairo Varela, con olfato para ubicar cerebros, se le adelantó a todos y lo enroló al Grupo Niche, despuntando con la Salsa más afinada del momento. Alli entró como instrumentista, siendo al poco tiempo titular indiscutible en los arreglos de temas y trabajos completos, que una vez lanzados identificaron con acierto el sonido del grupo, a saber: Cali Pachanguero, Ana Mile, Han cogido la cosa, Echate pa'allá, Listo Medellín, La negra no quiere, Un alto en el camino, Ganas, Culebra, Duele más, Del puente para allá, México, México y otros de calidad certificada.



Con esta empresa adquiere entidad y respeto en el manejo del negocio dentro y fuera del país. Alternadamente labora 12 años con el innovador Varela, hasta ser nombrado su director musical, codiciada designación en el exigente mercado musical.



“El reto de Niche fue definitivo para mi, ya que aparte de la responsabilidad de mantenerme arriba, debía afinarme y ¡pegarle con todo! a lo que la gente le gustaba... tenía que estar abierto a aprender cosas de consumo popular, con el público, el pueblo, no sólo de Colombia, sino en todas partes donde viajábamos. ¡En esto no se para nunca! Hay que estar obeservando con lupa lo que está pasando con la música en un momento determinado en diferentes lares... esa es la clave para no quedarse atrás, entonces uno se reoxigena y el aprendizaje es fructífero”.



Cómo va la cosa



Después de varios años en el oficio todo pinta bien. Alberto Barros se radicó en Miami, abriendo y proyectando su propia identidad a traves de “Los Titanes”, que le ha valido reconocimientos en México, Puerto Rico y España, apareciendo bien ubicado en los hit parade de las más escuchadas emisoras en esas naciones.



Recientemente está sonando en Europa (Francia, España) con “Envidia”, para el sello M.T., y en México con “Borron y cuenta nueva”. En Puerto Rico se escucha “Meneate” en la voz de Tommy Ruiz una nueva voz descubierta en Barranquilla.



Investigador nato, no baja la guardia en los estudios. “El trombón es un instrumento esclavizante... hay que estar encima de él todo el tiempo y lo más importante es que cuando se conoce de armonía, el reto es lo que se puede producir con la información que uno tiene... a cada momento, aparece la inquietud, la ansiedad por estar escribiendo... no es fácil. Se depende mucho de lo que uno escucha, observa y siente... mejor dicho, el sentimiento le ordena a la pluma”.



Haber conocido a Sergio George, poseedor en la actualidad del nuevo concepto salsero, le valió medalla de oro en su ascenso. “¡La verdad que si!, hemos hecho una buena llave. Me llamó para hacer la producción de Marc Anthony y de allí en adelante soy su mano derecha. Me marca unas directrices, pero me tiene confianza y cree en mi talento... ya no trabaja, sino que cobra (risas)”.



Trabajos recientes importantes han sido los de La India, Franky Negrón, Andy Montañez, Tito Nieves, Charly Cruz, Olga Tañón, Grupo Ose, Son de Cali, Ricky Martin, Cristian Castro, Carlos Vives, Enrique Iglesias, Alejandro Fernández, Obie Bermúdez, José Luis Rodríguez, como quien dice “la pulpa”de la oferta musical ha pasado por sus manos.



Actualmente está con el overol puesto en los estudios, sazonando una Salsa de smoking en la voz del veterano Ismael Miranda con los más importantes éxitos de Nelson Ned.


“Estamos metiéndole cuerdas ahora... te aseguro que va a caminar bastante, porque hace rato no se escucha algo parecido. Es para oídos bien afinados, con una voz que se las sabe todas a la hora de ponerle buen sentimiento... y eso es prenda de garantía. Estamos más que seguros que con esta grabación cerraremos con broche de oro este año para dejar la Salsa bien arriba, ¡donde se lo merece!”.



¿Y del Grammy qué?



Hay antecedentes de lo que venía en grande. Había sido nominado al Grammy como productor arreglista en el álbum “Propuesta”, del Grupo Niche, en el 2001. Luego recibió el Premio lo Nuestro, por participación como productor, arreglista y trombonista en el album “Estilo propio”, de Son de Cali, en el 2004, hasta que llegó el premio grande y su consagración como productor musical: Premio Grammy 2005 por mejor álbum tropical en “Valió la pena”, con la voz de Marc Anthony.



¿Cómo lo viviste?



“Fue algo muy emocionante para mi y toda la gente que trabaja en el estudio... también para mi familia. Guardo con orgullo el certificado que me enviaron y pienso que me ha ayudado a sentirme más confiado de lo que hago. Ahora cada vez que me referencian y me requieren con el trombón la cifra de mis honorarios sube y se nota el respeto de mis colegas”.



¿Y cómo fue la relación con el cantante y su esposa?


“Muy chévere... son personas sencillas, que dejan trabajar sin problemas... respetuosas. Cada quien en lo suyo. Jennifer iba todos los días al estudio de grabación, tomándole el pulso al ambiente de lo que se hacía, hasta que grabaron juntos y quedó bien. Ayudó bastante la buena relación que viven... facilitó la expresión y el sentimiento a la hora de hacer la edición y las mezclas, todo quedó 10 puntos”.



¿Cuál es tu concepto de Marc Anthony como cantante?



“Muy bueno. Él es cantante, un buen cantante, pero no lo es para la Salsa... hablando claro, el hombre no es sonero... quiero dejarlo bien claro, él puede cantar baladas, boleros, lo que sea, pero no es cantante salsero y eso no quiere decir nada malo, por el contrario, tiene una gran voz, educada con notables matices, buen oido, pero en el soneo le falta afinque”.



Es optimista cuando advierte sobre el futuro de la Salsa que está saliendo de una crisis. Parece que el experimento de nuevos formatos de programación con este género han dado excelentes resultados en los estudios de sintonía y ventas.



“A mi me parece que donde se ha sentido más la crisis es en los Estados Unidos, más que en cualquier otro país... lógico, aquí entra de todo y se compra de todo y difícilmente se puede controlar el gusto de la gente, sobretodo de la juventud”.



Barros complementa la idea puntualizando: “El reggaetón desplazó un poquito la cuestion, el merengue también, pero la Salsa siempre se ha mantenido... le dan codo por un tiempo, pero vuelve y se mete... no es fácil pararla porque viene de los genes, bien adentro”.



En estos tiempos, más que en otros, el que no vende se va. La mayoría de los cantantes de la denominada Salsa le “coquetean” al reggaetón... están en las dos aguas, pero el público no come entero, por lo que, señala Barros, “estas fusiones hay que analizarlas de dos formas... como productor opino que a la gente hay que darle lo que pide... lo que les gusta en ese momento, pero no estoy de acuerdo con mezclarla. La Salsa debe ser Salsa y el reggaetón eso mismo... todo tiene su propia raiz. La fusion es un disfraz momentáneo, no me parece que van a permanecer en el gusto popular por mucho rato”.



Un apunte final para quien conoce hacia donde va el negocio, tiene que ver con la calidad de los intérpretes y los nuevos estilos...



“De sonidos, muy pocos hay que escuchar. Prácticamente los soneros se acabaron, son una especie en extinción... ya no hay un Willie Colón en la instrumentación y arreglos del trombón, no ha salido una voz como la de Oscar De Leon, Héctor Lavoe y ni hablar de Celia Cruz, eran otros tiempos, otras ideas, con gente muy profesional y bien dotados. Precisamente Sergio George está terminando un boceto para Andy Montañez, un señor cantante de lo que hemos denominado ‘producciones frescas con sonidos nuevos’ y muy posiblemente podamos concretar algo con Oscar De Leon. A mi en particular me gustaría trabajar con estos señores... son los verdaderos ‘caballos’ del soneo, ojalá y se de el propósito”.



Alberto Barros es un agradecido de la vida, conoce el sacrificio y sabe más que nadie que todo lo que ha logrado le ha costado sudor y trasnocho. Nadie le ha regalado nada. Por eso recuerda a sus paisanos colegas que con limitaciones se destacan permanentemente.



“A mi me parece interesante todo lo que hacen en Colombia. Nosotros somos muy inquietos, lo llevamos en la sangre y cuando nos dedicamos a buscar propósitos, los conseguimos a cualquier precio. Fijate que muy a pesar de los pocos recursos para investigar y estudiar en nuestro país, la gente está presentando los mejores trabajos a nivel internacional. Los que no pueden estar aquí en Miami o en Nueva York, España, etc., en donde está la meca, las industrias fuertes, el buen mercado... no bajan los brazos y presentan propuestas comerciales llamativas. A pesar de esas desventajas hacen música interesante... hay mucho talento”.



Se quedará en Miami un buen tiempo. Es su presente, trabajando lo que le gusta hacer con la gente que ha creído en sus ideas. No sabe mañana que podría grabar porque su cerebro “es una lluvia de sonidos” y aunque la vida de muchas vueltas disfruta a plenitud estos momentos que le permiten vivir tranquilo y realizado... navegando su propia piragua de éxitos.



Erasmo Padilla Ramírez

Acerca del Autor

Edición Impresa

Clima

Miami Fl
April 20, 2018, 10:19 am
Mostly sunny
W
Mostly sunny
22°C
1 m/s
real feel: 27°C
current pressure: 1020 mb
humidity: 81%
wind speed: 1 m/s W
wind gusts: 1 m/s
UV-Index: 4
sunrise: 6:53 am
sunset: 7:47 pm
Forecast April 20, 2018
day
Partly sunny
N
Partly sunny
31°C
wind speed: 3 m/s N
wind gusts: 4 m/s
max. UV-Index: 11
night
Partly cloudy
ESE
Partly cloudy
22°C
wind speed: 2 m/s ESE
wind gusts: 4 m/s
max. UV-Index: 11
 

Como un gran tesoro...

LA OTRA CARA DE LA GUERRA

HORA DE REYES