el colombiano

Alerta naranja por perforación nica


Un organismo ambientalista advirtió hoy que la perforación de un primer pozo petrolero de exploración en el Caribe de Nicaragua amenaza “las condiciones ambientales en la plataforma continental” de ese litoral.

El “Centro Humboldt manifiesta ante la opinión pública nacional e internacional que el inicio de los trabajos de perforación de hidrocarburos por parte de la empresa Noble Energy bajo concesiones otorgadas desde abril 2008, constituyen una amenaza importante a las condiciones ambientales en la plataforma continental del Caribe nicaragüense”, señaló ese organismo en un comunicado.

El consorcio estadounidense Noble Energy Limited inició el fin de semana pasado, por un período de 90 días, la perforación de un primer pozo petrolero de exploración en el Caribe nicaragüense.

Según el Centro Humboldt, Noble Energy Limited, una de las más grandes petroleras de Estados Unidos, “es responsable de la mayoría de los derrames por hidrocarburos en el Estado de Colorado, de acuerdo con el registro de la Comisión de Gas y Petróleo para la Conservación de Colorado (COGCC)”.

“Durante el año 2013, en esta zona la empresa es la responsable del 35 % de los derrames de hidrocarburos y, por lo tanto, de la contaminación de aguas superficiales y subterráneas”, alertó esa ONG.

Asimismo, ese organismo ambientalista sostuvo que el potencial hallazgo de petróleo en cantidades explotables comercialmente “ha despertado expectativas económicas no realistas”.

“Lo que podría recibir el país será un pequeño canon, algunos ingresos fiscales y repercusiones ambientales negativas importantes y desproporcionadas a los supuestos beneficios”, indicó.

Nicaragua espera obtener ganancias de hasta 17.500 millones de dólares por factura petrolera en los próximos 25 años, si la firma estadounidense encuentra hidrocarburos en el mar Caribe, de acuerdo a las autoridades.

Además, esa ONG expresó “su preocupación ante el marco jurídico vigente para la exploración y explotación de hidrocarburos, así como la poca capacidad técnica nacional para la valoración ambiental y seguimiento de las explotaciones petroleras”.

Por tanto, consideró necesario reformar la Ley Especial de Exploración y Explotación de Hidrocarburos y su reglamento, en el sentido de promover el desarrollo de capacidades técnicas nacionales y así evitar la ocurrencia de derrames como el del Golfo de México bajo la responsabilidad de la empresa British Petroleum (BP).

Nicaragua otorgó, en abril de 2008, dos contratos de exploración y explotación de petróleo y reservas de gas natural en el Caribe nicaragüense a la empresa estadounidense MKJ Exploraciones Internacionales S.A., socia de Noble Energy Ltd.

Esa compañía explorará en dos áreas ubicadas en esa plataforma marítima: en el banco Isabel, a 120 kilómetros al este-sureste de Bilwi, Caribe norte, y en el banco Tyra, a 168 kilómetros al este de Bluefields, Caribe sur.

Ambas áreas tienen una extensión combinada de cerca de 8.000 kilómetros cuadrados y el término del contrato para la exploración petrolera y reservas de gas natural es de seis años.

En caso de encontrar yacimientos petrolíferos suficientes para ser comercializados, el período de producción de la compañía estadounidense será de 30 años, con una inversión que oscilaría entre los 200 y 500 millones de dólares, según la corporación.

Los proyectos constan de tres fases e incluye estudios sísmicos, geológicos, perforación y desarrollo.