Alerta sísmica por volcanes colombianos Nevado del Huila y Galeras

El volcán Nevado del Huila, en el suroeste de Colombia, registró hoy un fuerte cambio sísmico asociado con emisiones de ceniza y gases, por lo que las autoridades vulcanológicas elevaron a naranja el nivel de alerta, mientras el Galeras también presentó actividad sísmica.


El Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas) señaló en un comunicado que cambió la alerta al nivel naranja, erupción probable en término de días o semanas, por el registro de un tremor continuo en el Nevado del Huila.


"Lo anterior pone de manifiesto que el volcán ha entrado en una fase de inestabilidad, que puede propiciar que el fenómeno evolucione hacia procesos de mayor magnitud", señaló Ingeominas.


Las emanaciones de azufre y cenizas alcanzaron a cubrir poblaciones localizadas a 20 kilómetros como los resguardos indígenas Wila, Mesa de Caloto y Tóez, en el departamento de Cauca.


Jaír Cardoso, miembro del Comité de Prevención y Desastres de la vecina localidad de Belalcázar, indicó a periodistas que las emanaciones de azufre contaminaron los ríos y ocasionaron destrozos en cultivos, hatos ganaderos y acueductos rurales.


Entretanto, la actividad sísmica del volcán Galeras, cerca de la frontera con Ecuador, se incrementó en las últimas horas.


En un sobrevuelo se observó incandescencia correspondiente al domo de lava situado en la superficie, con temperaturas que llegan a los 700 grados centígrados, añadieron los expertos.


Además se han observado columnas de gases con alturas que superan los 2.500 metros sobre la cima.


El Galeras se encuentran en el denominado "Cinturón de Fuego del Pacífico", tiene una altura de 4.275 metros y es uno de los 15 volcanes activos que hay en Colombia.


Este volcán ha entrado en erupción una decena de veces desde 1989, la última de ellas en enero pasado, cuando varias de las poblaciones aledañas tuvieron que ser evacuadas.

Acerca del Autor