Amanda Beard ‘se desnuda’ en Pekín

No es la primera vez que la guapa Amanda Beard posa desnuda. La nadadora, ganadora de siete medallas olímpicas, ya fue noticia en julio de 2007 al ser la portada de la revista “Playboy”.


Amanda, con sus destacados ojos azules, es una de las deportistas que mejor han explotado su imagen fuera del deporte. Además, la nadadora siempre se ha comprometido en la defensa de los animales.


Su última campaña publicitaria va en esta línea. Amanda protagoniza un desnudo para la organización “Gente por el trato ético a los animales” (PETA, por sus siglas en inglés), para la que ya han posado modelos como Naomi Campbell, y ha pensado que no hay mejor promoción que los Juegos Olímpicos.


La atrevida nadadora estadounidense reunió a los medios de comunicación en un hotel pekinés para hacerles llegar su mensaje, aunque la policía china impidió el acto.


Amanda continuó en su empeño frente a la Villa Olímpica, portando un gran cartel con su fotografía desnuda, tapando sus pechos con uno de sus brazos, y en el que se puede leer la frase “Be comfortable in your own skin. Don´t wear fur” (Siéntete cómodo en tu propia piel. No lleves pieles de animales”).


Según PETA, la deportista ha declarado que “prefiero andar desnuda que colocar un animal muerto sobre mi cuerpo”.


Amanda, nacida en Irving, California, en 1981, acude a Pekín para participar en sus cuartos Juegos Olímpicos, doce después de que saltará a la fama en la edición de Atlanta, donde logró tres medallas (dos platas en 100 y 200 braza y oro en 4 x 100 estilos) y subió a lo más alto del podio con su oso de peluche en la mano.


En Sídney 2000 fue bronce en los 200 brazas y en Atenas 2004 alcanzó su mejor nivel con tres medallas: oro en 200 braza, y plata en 200 estilos y 4 x 100 estilos.


Tras la cita de Atenas, la guapa Beard dejó aparcada su carrera deportiva, para trabajar como modelo y protagonizar reportajes luciendo su cuerpo como el que publicó “Playboy” en julio de 2007.


Sorprendentemente, a principio de 2008 anunció su vuelta a las piscinas, se encerró en la Universidad de UCLA y consiguió su clasificación para los Juegos de Pekín en la prueba de 200 metros braza. En la capital china podrá conseguir su octava medalla olímpica.


Acerca del Autor