Arrestados 11 traficantes de heroína

Escondían la droga en cargamentos de fríjoles, bolsos de playa y enganches de remolque

Once sujetos fueron arrestados hoy en Nueva York y Colombia bajo cargos federales por su participación en una de las organizaciones colombianas de tráfico de heroína más grandes en Estados Unidos.


La Administración para el Control de Drogas (DEA) calcula que, desde mediados de 2006 hasta la fecha, la organización envió más de 250 kilos de heroína desde Colombia a Estados Unidos.


Entre los arrestados hoy figuran HÉCTOR VIDAL YEPES CASAS, el presunto cabecilla de la célula de la organización en Nueva York, siete individuos que traficaban desde Colombia, dos de los clientes más importantes de la organización, y una persona que cumplía las funciones de lavado de dinero para la organización. Con los arrestos se logró la desarticulación eficaz de toda la organización.


Los arrestos son el resultado de una investigación coordinada de un año, denominada “Operación Eliminación”, adelantada por la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado y el Narcotráfico de Nueva York, la DEA en Connecticut y Nueva Jersey, y la Policía Nacional de Colombia, a través de la Dirección Antinarcóticos.


La Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado y el Narcotráfico de Nueva York se constituyó en mayo de 2004 con el propósito de identificar, perseguir y desmantelar las organizaciones de narcotráfico más sofisticadas y poderosas. La conforman más de 200 oficiales de nueve agencias de ejecución de la ley en los niveles federal, estatal y local.[2] Combina los recursos y el talento de todas las agencias involucradas para actuar contra los mayores distribuidores de drogas ilícitas en Estados Unidos.


Durante el curso de la investigación se realizaron más de 40 interceptaciones telefónicas con órdenes judiciales emitidas en Nueva York, Connecticut, Nueva Jersey y Colombia y se hicieron siete incautaciones de heroína por un valor aproximado de US$ 24 millones. Simultáneamente con los arrestos, en los lugares de residencia de algunos de los sindicados se incautaron un kilo y medio de heroína y numerosos elementos que hacen parte de la parafernalia del narcotráfico.


Según la DEA, a pesar de que históricamente la fuente primaria de heroína que ingresa a Estados Unidos ha sido el suroriente y el suroccidente de Asia, más del 60 por ciento de la heroína incautada en Estados Unidos proviene ahora de Suramérica.


La investigación reveló que los sindicados transportaron heroína desde Colombia a Estados Unidos, primordialmente a través de Panamá y Guatemala. Emplearon varias formas para esconderla, incluyendo paquetes resellados de fríjoles rojos, los bordados de bolsos de playa, los enganches de remolque y repuestos automotores.


“El esfuerzo antinarcóticos combinado entre Colombia y Estados Unidos identificó una seria amenaza para nuestras dos naciones y desmanteló una de las organizaciones de tráfico de heroína más grandes que operaba en ambos países”, declaró la fiscal estadounidense Roslynn R. Mauskopf. “Estamos comprometidos a procesar hasta las últimas a aquellos que ingresen drogas ilícitas a este país”.


La señora Mauskopf les agradeció por sus extraordinarios esfuerzos en la investigación a la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado y Narcotráfico de Nueva York, a la DEA en Bogotá, Connecticut y Nueva Jersey, a las fiscalías en Connecticut, Nueva Jersey y Missouri, a las unidades caninas aduaneras y de protección de la frontera de Nueva York y Nueva Jersey, y a la Policía Nacional de Colombia.


“‘La Operación Eliminación’ desmanteló con éxito una organización de transporte de heroína cuyos métodos hábiles y sofisticados sorprendieron incluso a los organismos de ejecución de la ley: desde rellenar enganches de remolque hasta esconder la heroína dándole forma y color para que semejaran fríjoles. No obstante, esta organización no debe ser alabada por su ingenio”, declaró el agente especial de la DEA, John P. Gilbridge.


“La DEA y nuestros socios en la ejecución de la ley estamos comprometidos a confrontar estas nuevas técnicas de narcotráfico, a suprimir el flujo de drogas ilícitas de nuestras calles y a encarcelar a los responsables. Tal y como lo indica el nombre de la Operación, esta organización fue eliminada”.


El comisionado del Departamento de Policía de Nueva York, Raymond W. Kelly, declaró: “Aunque el crimen en la ciudad de Nueva York se ha reducido a bajos niveles, observamos que el crimen remanente, especialmente el crimen violento, se entrelaza muchas veces con el narcotráfico. Un caso de esta dimensión contribuye a disminuir la amenaza aún más y preserva la seguridad a la que los neoyorquinos se han acostumbrado en los últimos años”.


El superintendente de la Policía Estatal de Nueva York (e), Preston L. Felton, manifestó: “Como lo demuestran los arrestos de hoy, los esfuerzos policiales multilaterales juegan una importante función en la guerra contra las drogas. Durante los pasados seis meses, el esfuerzo de la Policía Nacional de Colombia, así como de las agencias federales y estatales de ejecución de la ley de Estados Unidos, produjo numerosos arrestos y múltiples incautaciones significativas de heroína y cocaína en Estados Unidos y en Colombia”.


Además de YEPES CASAS, entre los presuntos distribuidores de heroína sindicados están ALBEIRO DE JESÚS CEBALLOS PÉREZ, AMADO ANTONIO ARENAS PERAZZA, ELKIN ESCOBAR CASTAÑO, ALEJANDRO CUARTAS RESTREPO, PEDRO LUIS DUQUE DUQUE, OLMER MAURICIO MIRA ATEHORTÚA, y JOSE ÁNGEL DE JESÚS GÓMEZ MEDINA.


Los presuntos clientes de heroína son FRANK NAGI y PEDRO RAMÓN RODRÍGUEZ ROJAS. La persona que presuntamente cumplía las funciones de lavado de dinero para la organización es MARGARITA SANTIAGO.


Uno de los distribuidores arrestados en Colombia, MIRA ATEHORTÚA, fue identificado como ex investigador de la Fiscalía General de la Nación, entidad que tiene a su cargo, entre otras, las investigaciones contra el narcotráfico.


De ser declarados culpables, cada uno de los sindicados enfrenta una condena máxima de cadena perpetua, una condena mínima de 25 años en prisión, y una multa por un millón de dólares.


Los sindicados arrestados hoy en Nueva York tienen programada su primera aparición esta tarde ante el juez Víctor V. Pohorelsky de la Corte de Estados Unidos ubicada en 225 Cadman Plaza East, Brooklyn, Nueva York.


El vicefiscal de Estados Unidos Bonnie Klapper lleva el proceso.

BROOKLYN, Nueva Tork

Acerca del Autor