Bogotá está “blindada” por 22 mil policías y militares ante la visita de Bush

Las autoridades colombianas garantizaron hoy la seguridad del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, durante la visita de seis horas que hará el próximo domingo a Bogotá, ciudad que ya está tomada por 22.000 policías y militares.


Bush y su esposa Laura llegarán a la capital colombiana hacia las 11.00 horas locales (16.00 GMT), procedentes de Montevideo y antes de viajar a Guatemala, dentro de una gira por Latinoamérica que incluyó también a México y Brasil.


Colombia, cuyo gobierno es uno de los principales aliados de la Casa Blanca en Latinoamérica, es la única de las escalas de la gira en la que Bush no pernoctará.


El general Jorge Daniel Castro, director de la Policía colombiana, reiteró que la operación especial emprendida hace más de una semana y los 22.000 efectivos destacados tienen la ciudad "blindada".


Castro aseguró que "la situación está controlada", si bien recordó que se han interceptado comunicaciones presuntamente de rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en las que se habla de realizar atentados en Bogotá.


"Estamos trabajando coordinadamente con el DAS (Departamento Administrativo de Seguridad, la inteligencia policial), el Ejército y la Fiscalía para que todo salga bien durante esta visita tan importante para el país", manifestó Castro.


Durante la permanencia de Bush en la capital colombiana estarán cerradas varias de las principales avenidas y el acceso al centro de la ciudad estará casi prohibido en automóviles y también incluso a pie en algunas áreas.


El espacio aéreo de la ciudad se cerrará en un radio de 30 millas en las que solo podrá volar el avión "Air Force One" del gobernante de EEUU y en las dos horas cercanas a su llegada y salida los vuelos comerciales, privados y de carga estarán suspendidos en el aeropuerto de "Eldorado".


El general Jorge Ballesteros, comandante de la Fuerza Aérea, informó de que habrá "un completo dispositivo aéreo para proteger el cielo bogotano" con el fin de "garantizar el normal desarrollo de la visita".


Esta entidad tiene listas para operar desde el pasado 4 de marzo y hasta el próximo día 12 a "40 tripulaciones preparadas para efectuar misiones de patrullaje, reconocimiento, escolta, evacuación y defensa aérea".


Las misiones pueden operar "helicópteros de ataque, aviones interceptores y plataformas de inteligencia", situados en cuatro bases de la capital o zonas cercanas, precisó el oficial.


La Policía emprendió desde el pasado fin de semana un amplio dispositivo de seguridad en las entradas y avenidas de Bogotá, que incluye retenes permanentes para registrar parte de los vehículos.


Ello sin contar la avanzada de agentes de varios organismos de seguridad de EEUU que llegó a Bogotá.


Entre las medidas de seguridad complementarias adoptadas por la alcaldía de Bogotá figuran la restricción al uso de armas de fuego, al transporte de escombros, a las mudanzas, a la movilización de dos personas en motocicleta y a la venta de licores la mayor parte del domingo.


El presidente de EEUU y su esposa se trasladarán de la parte militar del aeropuerto bogotano al palacio presidencial de Nariño en una limusina Cadillac que llegó en avión a Bogotá, junto con decenas de camionetas para la escolta de cien agentes estadounidenses que forman su primer anillo de seguridad.


El Sistema de Emergencias de la alcaldía de Bogotá reforzará al equipo de seguridad del presidente de EEUU con 46 ambulancias, y también habrá un plan de la Cruz Roja Colombiana y un helicóptero ambulancia de la Fuerza Aérea.


El dispositivo directo de atención médica en Bogotá estará a cargo la compañía colombiana Emergencia Médica Integral, que también fue contratada para prestar el servicio en Uruguay, según confirmaron sus directivos.


El jefe de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Daniel Castiblanco, les pidió a los bogotanos "tener paciencia por las incomodidades" y solicitó su cooperación.

Acerca del Autor