Bueno es el culantro, pero no…



Es curioso lo que viene sucediendo con el presidente de este país en lo que tiene que ver con sus apariciones públicas: Parece que son demasiadas y muy seguidas. Satura los medios tradicionales y también lo hace con Internet. Con youtube. Con twitter... ¡Con todo!


Una encuesta de “The New York Times”, de cuyos resultados publicamos una nota en la página nueve de este edición, da cuenta que Barack Obama es el más mediático de los mandatarios que ha pasado por la Casa Blanca, aunque parece que no es el más popular cuando se han cumplido los primeros 100 días de la administración del primero negro al frente de los destinos de la nación más poderosa del mundo. Ese honor le corresponde a John F. Kennedy, con un impresionante índice de aprobación de 83 por ciento, mientras que Obama llega hoy día a 68 por ciento, con lo que tampoco le alcanza para ocupar el segundo lugar de la lista de honor, dado que ese le corresponde al expresidente Dwight Eisenhower, quien para la mítica fecha paraba los guarismos en 72 por ciento.


A quienes si les gana es a sus predecesores inmediatos: George W. Bush (65%) y Bill Clinton, quien a pesar de lograr en algún momento de su mandato números de ‘luna de miel’, cuando apenas llevaba 100 días al frente del ‘coroto’ registraba un modesto 49 por ciento, debido a ciertas ‘turbulencias’ al comienzo de su periodo.


Paralelamente a los porcentajes de aprobación, lo que llama la atención del factor Obama es que nadie le gana en apariciones. Sale a la palestra por asuntos trascendentales, pero también para declarar en torno a temas nimios que no parecieran estar a la altura de la investidura presidencial. Además, cuando nadie le está preguntando, él se asoma a los medios para dar explicaciones sobre lo humano y lo divino, como si le hiciera falta la caja de resonancia para demostrar que está en todas y que él es quien está en el primer cargo del mundo...

Alfredo Mantilla
editor@elcolombiano.net

Acerca del Autor