Cadáver de hombre lapidado en Santa Marta era el de un religioso

Fue encontrado en Bonda

Bogotá, 30 jun (EFE).- Las autoridades del puerto caribeño colombiano de Santa Marta identificaron hoy el cadáver de un hombre que murió lapidado como el del religioso franciscano Luis Alfonso Herrera Moreno.



El cadáver fue hallado el miércoles pasado en una zona rural de la aldea Bonda, en las afueras de Santa Marta, capital del departamento norteño de Magdalena.



Los despojos, que los forenses anteriormente marcaron sólo como NN, fueron plenamente identificados por el sacerdote Miguel Angel Arévalo, rector del colegio San Luis Beltrán, de la comunidad franciscana,



Herrera era el administrador del centro educativo, y su cadáver, según los forenses, presentaba varias heridas hechas con piedras.



La víctima era oriunda del municipio de Pácora, en el departamento de Caldas, en el centro oeste de Colombia.



Según algunas versiones, el religioso, tras responder una llamada telefónica, salió del colegio a cumplir una cita, pero no regresó.



Las autoridades presumen que el asesinato del religioso tuvo como móvil el atraco.

Acerca del Autor