Cafú, “canarinho” eterno, es el brasileño con más partidos en mundiales

El máximo registro de partidos en copas del mundo lo conserva el alemán Lothar Matthaeus, con 25

Dortmund (Alemania), 27 jun (EFE).- El brasileño Marcos Evangelista de Moraes "Cafú", de 36 años, se consagró hoy como el futbolista brasileño que más encuentros ha disputado en Mundiales, con 19 partidos.



El acontecimiento se produjo en el WM Stadion de Dortmund, donde Brasil venció por 3-0 a Ghana en el penúltimo encuentro de octavos de final del Mundial de Alemania.



El jugador del Milán italiano había empatado la marca de dieciocho juegos fijada por sus compatriotas Dunga y Taffarel en el torneo de Corea y Japón.



El máximo registro de partidos en copas del mundo lo conserva el alemán Lothar Matthaeus, con 25 en cinco ediciones del Mundial.



Bajo el listón de Matthaeus estaban, hasta el partido de Brasil contra la selección de Australia correspondiente a la segunda fase del Grupo F, los ex futbolistas Dunga y Taffarel, y el "eterno" Cafú.



El capitán de la selección brasileña atribuyó su vigencia en la selección absoluta a la "fuerza de voluntad y de superación".



Criticado desde sus primeras apariciones con el uniforme "canarinho", en 1990, Cafú afirma que con una edad como la suya a la que muchos jugadores se han retirado o piensan en colgar los botines juega con "la misma alegría de un chico" y la inquebrantable voluntad "del hombre que nunca desanimó".



Nacido el 7 de junio de 1970 en Sao Paulo, Cafú ha visto ganar 16 veces a la selección brasileña en los diecinueve partidos que ha jugado.



Cafú también es el brasileño que más partidos jugó con la divisa nacional en diferentes torneos: 149 partidos.



El balance hasta el partido de hoy en Dortmund arroja 91 victorias, 38 empates y 19 derrotas.



La salud a toda prueba lo ha convertido en un auténtico "trotamundos" del fútbol: Fue jugador del Sao Paulo (1989-1994), Zaragoza español (1995); Juventude brasileño (1995), Palmeiras (1995-1997), Roma (1997-2003) y Milán desde 2003.



En 2006 el jugador, que ha jugado cuatro mundiales consecutivos (1994, 1998, 2002, 2006), puede consagrarse con nuevas marcas.



Puede ser el primer capitán que levanta dos copas del mundo en forma consecutiva y el primer jugador que llega a cuatro finales seguidas. Como Pelé, de conquistar Brasil el torneo mundial de 2006, puede alcanzar su tercer título.



Quizá su edad no le alcance para volver al quinto mundial de su carrera y alcanzar los veinticinco partidos de Matheus, algo que puede dejar dormir tranquilo al alemán.

Acerca del Autor