Campesinos de Mahates en ‘guerra’ con el INCODER

Mahates 16 de septiembre de 2012. 80 familias campesinos del municipio de Mahates, respaldados por el alcalde Nicolás Cantillo Ortiz, dedicados a los cultivos de pan coger y ganadería, se niegan a salir de las casi mil hectáreas de tierra que les entregó hace siete años, el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural INCODER y que ahora son reclamadas por Inversiones Namasté S.A.

Sobre estas propiedades existe un embargo hipotecario que reclama Inversiones Namasté S.A, ante la Dirección Nacional de Estupefacientes, por más 1.700 millones de pesos y el predio estaría costando más de 6 mil millones, hecho que intranquiliza a los agricultores.

Estos terrenos que fueron extinguidos al extraditado Leónidas Vargas Vargas, en cuatro folios de matrículas inmobiliaria 060-101117, 06052599, 060-101116 y 060-66246; de la Oficina de Registros Públicos de Cartagena, fueron cedidos a Incoder en el año 2004 y este a su vez los entregó mediante un minucioso proceso de selección a la Empresa Comunitaria de Songó, integrada por los 80 familias campesinos.

“Estos labriegos que vienen trabajando cada uno tienen una parcela de nueve hectáreas y el municipio de Mahates posee un lote de doscientas setenta, declarados zonas de reserva forestal, aseguró el presidente y representante legal, Jorge Luis Simarra Sierra.

A su turno el apoderado judicial de la Empresa comunitaria de Songó, el abogado Francisco de Paula Vásquez Campo, manifestó que en el año 2009, Inversiones Namasté S.A solicitó el remate en pública subasta de los bienes, con el fin de pagarse sus acreencias hipotecarias.

Este proceso fue detenido debido a una reunión sostenida en Bogotá luego que el defensor jurídico de los campesinos lograra un acuerdo de pago, en el cual la Dirección Nacional de Estupefacientes le pagaría a Inversiones Namasté S.A, en un término no superior a cuatro mes, este acuerdo no se cumplió en su totalidad y sólo pagaron 218 millones de 1.723 que es la deuda total.

A la fecha existe una sentencia debidamente ejecutoriada de septiembre 30 de 2010 del Juzgado Quinto Civil del Circuito de Cartagena que ordena que la Dirección Nacional de Estupefacientes le pague a Inversiones Namasté S.A.

Este acuerdo no se ha cumplido lo que motivó que el abogado de la firma Namasté S.A, Wilson Niño, presentara nuevamente la solicitud de remate en subasta pública ante el misionado juzgado de la Empresa Comunitaria Songó.

Finalmente la Empresa comunitaria de Songó, a través de su apoderado judicial solicitó investigación disciplinaria, fiscal y penal contra la actual directora liquidadora de la dirección Nacional de Estupefacientes, María Mercedes Perry Ferreira y Juan Carlos Restrepo Piedrahita, ex director de la entidad, ante la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la Republica.

Habla el alcalde

Como hijo de unos campesinos, no queda otra salida que apoyarlos hasta el final del proceso, porque se ha demostrado que con la explotación de estas parcelas han mejorados sus calidades de vida y solo Dios los sacará de estas tierras mientras él sea alcalde.

Dijo que detrás de la Finca de Songó, hay manos oscuras que quieren comprarla y sacar los actuales propietarios, moviendo sus influencias, pero ustedes cuentan con la administración que no escatimará esfuerzos para defenderlos.

También aseguró que presentó un proyecto de compra de 700 hectáreas de tierras ante la presidencia de la República y el Incoder, para entregarlas a nuevos labriegos del municipio de Mahates.

Acerca del Autor