el colombiano

Canadá le da portazo a colombiana


Las autoridades migratorias canadienses ordenaron la deportación de la familia de la joven colombiana Jessica Aristizábal, quien se encuentra en una batalla legal por la custodia de su hijo, dijo hoy a Efe el abogado de la familia.

“La familia Aristizábal (la madre, hermana y tía de Jessica) mantuvo ayer una reunión con representantes de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA por sus siglas en inglés) durante la que se les informó de la decisión”, reveló hoy a Efe su abogado, Richard Wazana.

Wazana añadió que CBSA confirmó que no procederá a la expulsión del país de Jessica por lo menos hasta el próximo 26 de marzo, fecha en la que está prevista una nueva vista judicial sobre la custodia de Jonathan, el bebé nacido de la relación de Jessica con el ciudadano canadiense Daniel Ricardo Velásquez.

Jessica, de 19 años de edad; su madre, Claudia; su hermana y su tía tenían que haber sido deportadas de Canadá el pasado 2 de enero después que las autoridades canadienses rechazaran su petición de refugio.

Pero la deportación quedó en suspenso cuando un tribunal de familia concedió a Jessica la custodia inicial de su hijo.

El pasado viernes, la jueza Sheilagh O’Connell confirmó la custodia del pequeño Jonathan a Jessica y dijo que el bebé no puede salir de Canadá, por lo que recordó a las autoridades migratorias canadienses que la joven no podía ser deportada del país.

Durante la misma vista, la representante legal de CBSA señaló que Canadá quiere que la familia Aristizábal, incluida Jessica, sea deportada “lo antes posible”.

La solución de CBSA al dilema planteado por la jueza O’Connell es deportar a la madre, hermana y tía de Jessica y mantener a ésta en Canadá mientras se resuelve la batalla por la custodia de Jonathan.

Wazana dijo a Efe que CBSA todavía no ha comunicado en qué día se procederá a la deportación de los familiares de Jessica y que tiene que evaluar las posibles medidas a tomar para evitar su expulsión.

La familia Aristizábal llegó a Canadá en 2008 procedente de Estados Unidos y tras huir de Colombia después de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) asesinaran a un familiar.

Pero las autoridades canadienses rechazaron la petición de refugio al no considerar probado que la familia corriera peligro en Colombia. Wazana dijo a Efe que en gran medida el rechazo de la petición de refugio se debió a que el anterior abogado de la familia no presentó un caso adecuado antes las autoridades canadienses.

Otro elemento que complica el caso es el hecho de que la semana pasada Jessica se casó con el ciudadano canadiense de origen colombiano Sebastián Ramírez.

Ramírez ha iniciado los trámites para patrocinar la residencia de la joven colombiana en Canadá, lo que anularía la orden de deportación de Jessica.