Capello ‘exprime’ al Real Madrid en la montaña

con la única baja de Alvaro Mejía lesionado y Antonio Cassano con trabajo en solitario

Irdning (Austria), 31 jul.- Fabio Capello, técnico del Real Madrid, endureció aún más los intensos entrenamientos que el conjunto madridista realiza en Irdning, donde hoy trabajó la potencia subiendo a sus jugadores a una montaña con una gran pendiente para que hicieran series de velocidad de 60 metros.



Había realizado la plantilla madridista, con la única baja de Alvaro Mejía lesionado y Antonio Cassano con trabajo en solitario, un fuerte calentamiento en un circuito físico, cuando Capello separó a sus jugadores y se llevó a la mayoría a una montaña de la localidad de Schlattam.



Con los brasileños Roberto Carlos, Cicinho, Emerson y Robinho trabajando series de carrera junto al inglés David Beckham y el delantero holandés Ruud Van Nistelrooy, el resto de madridistas se montaron en furgonetas para dirigirse hacia una media montaña.



Allí, Massimo Neri, preparador físico, había preparado un tramo de carrera con una pendiente del 17%, como confirmó posteriormente, en la que los jugadores realizaron carreras que ayudaron a mejorar su velocidad y la potencia.



Capello llegó a la montaña en bicicleta, cruzando por la zona verde, sorprendido, asegurando ante la incredulidad de todos que había encontrado en su camino un canguro muerto.



Fue la anécdota de una dura mañana de trabajo para los jugadores del Real Madrid, que tras disfrutar de la tarde libre de ayer, hoy regresan a las dobles lesiones y se entrenarán desde las 17.30 horas.

Acerca del Autor