Clemens sigue deshojando ‘todas’ las margaritas del mundo

Dice que físicamente está listo para comenzar a lanzar, pero que mentalmente no se ha preparado todavía

Mientras los equipos de las Grandes Ligas arrancaron la nueva temporada del béisbol profesional, el legendario lanzador Roger Clemens, sigue como ha hecho en los últimos años, meditando sobre su futuro profesional.


Clemens durante un acto de firmas de autógrafos en un club de golf de la localidad de Humble (Texas), cercana a Houston, tuvo que responder de nuevo a la pregunta que se le hizo sobre si pensaba regresar a la competición.


“Espero conocer todo lo relacionado con esa pregunta dentro de un mes”, respondió Clemens. “Mi brazo y mi cuerpo no están mal preparados, pero mi mente todavía no está lista para tomar una decisión”.


Clemens, de 44 años, no tiene ningún tipo de presión ni calendario concreto sobre su continuidad en el béisbol activo, y que de ser positiva la respuesta disputaría la temporada número 23 como profesional.


Tampoco tiene claro con equipo volvería, si prefiere continuar con los Astros de Houston o irse de nuevo a los Yanquis de Nueva York o Medias Rojas de Boston.


Tanto Clemens como sus agentes Alan y Randy Hendricks, volverán a esperar hasta el último momento, como hicieron las dos temporadas anteriores, para dar a conocer su decisión.


“Son grandes profesionales que saben informarme del momento oportuno para que tenga que dar a conocer mi decisión”, señaló Clemens, ganador de siete premios Cy Young. “Podría dar la respuesta dentro de una semana, dos o tres, pero la verdad es que no lo se”.


Lo que Clemens si tiene muy claro es que si vuelve a la competición será para hacerlo con el equipo que más opciones cuente de cara a ganar el título de la Serie Mundial.


En este sentido, Clemens dijo que necesitaba una razón de peso para continuar en la competición y además estar convencido que puede ayudar al equipo a conseguir el título de campeones.


“Si en mi interior existe el convencimiento que puedo ayudar a conseguir un título de la Serie Mundial, como es lógico debo hacerlo con el equipo que tenga mayores posibilidades”, subrayó Clemens.


Clemens apareció en el club de golf con una gorra de la Serie Mundial del 2005 que disputó con los Astros y que al final perdieron por blanqueada de 4-0 ante los Medias Blancas de Chicago.


Varios jugadores de los Astros, encabezados por Chris Burke, le han pedido que siga en activo y con el equipo de Houston, que milita en la Liga Nacional.


Sin embargo, Clemens ha reiterado que el único plan seguro y firme que tiene hasta ahora es seguir a su hijo mayor Koby, quien juega en las ligas menores con la organización de los Astros.


Clemens también dijo que tenía previsto viajar las próximas semanas a Nueva York para ver lanzar a su amigo y ex compañero de equipo, el zurdo Andy Pettitte, quien después de varias temporadas con los Astros, este invierno decidió volver a la organización de los Yanquis, donde también estuvieron juntos, en la misma rotación.


Pettitte y Clemens pasaron cuatro temporadas juntos con los Yanquis y las últimas tres con los Astros, pero el primero no quiso seguir con el equipo tejano y después de haber considerado la posibilidad de retirarse al final recuperó toda la confianza y firmó con los Yanquis.


La presencia de Pettitte con los Yanquis, el gran potencial de su plantilla, parte de nuevo como máximo aspirante al título de la Serie Mundial, y lo bien que se siente Clemens en la ciudad de los rascacielos, colocan a los Bombarderos del Bronx con ventaja en las preferencias del “Cohete” tejano.

Acerca del Autor