Colombia sueña


La selección colombiana de fútbol sala hizo hoy méritos para estar entre los cuatro mejores equipos del Mundial al derrotar a Ucrania por 3-1 y protagonizar una nueva sorpresa en el campeonato que se disputa en Tailandia.

Colombia, en su primera cita mundialista, se clasificó para octavos como segunda del grupo F, después derrotó a Irán y hoy pasó a semifinales al superar a los ucranianos.

El inicio de partido sucedió como los analistas habían vaticinado: con Ucrania al ataque y Colombia resistiendo el asedio.

Otra sobresaliente actuación defensiva de los cafeteros, al igual que frente a Irán, anuló por completo la ofensiva europea y llevó a al final de la primera parte con un 0-0 en el marcador.

El meta Juan Lozano, al igual que contra la selección persa, fue el héroe colombiano al parar una y otra vez los disparos del contrario, 40 para Ucrania por 13 para Colombia.

A dos minutos del reinicio, Reyes sorprendió al meta ucraniano con un tiro cruzado en una jugada que inicio y finalizó él mismo.

Los europeos se volcaron en la meta contraria con la práctica del portero-jugador, pero la estrategia le salió cara a Ucrania que vio como en el último minuto los colombianos Caro y Abril sentenciaban el encuentro a puerta vacía hasta subir al marcador el 3-0.

Todavía restarían unos segundos para que Ovsiannikov consiguiese el tanto de la honor para Ucrania.

Colombia se medirá el viernes por un puesto en la final a Brasil, vigente campeona del mundo y que hoy derrotó a Argentina (3-2).

Acerca del Autor