Con el XC90 2006 V8 Volvo rompe una tradición de casi 80 años

La firma sueca de automóviles introduce por primera vez un motor de 8 cilindros en uno de sus modelos

Una recomendación importante si tiene la oportunidad de conducir un Volvo XC90 de 8 cilindros del 2006: Póngale de vez en cuando atención al velocímetro, no vaya a ser que ‘no sienta’ cuando pase el límite de velocidad permitido en las carreteras de Estados Unidos y ‘se gane’ un molestoso ticket. Tal es la suavidad con la que se conduce este nuevo modelo sueco.



Me imagino lo que gozaría con esta máquina mi primo Guillermo, un ‘volvista’ a tiempo completo, quien siempre alaba la fuerza y seguridad de los autos de esta casa europea. Bueno, le tocará esperar, porque por ahora 6 de cada 10 de esta versión la ‘consume’ Estados Unidos y creo que pasará algún tiempo en llegar a Bogotá, donde él vive.



Y es que las estadísticas señalan que en Estados Unidos, el 30% de los SUV de lujo vendidos incorpora motores de ocho cilindros y es precisamente esa pasión norteamericana por las mecánicas de gran cilindrada, que Volvo se vio ‘obligada’ a incorporar en la gama XC90 un motor de tal calibre. El primero que desarrolla la firma sueca desde su fundación en 1927.



Dada la falta de experiencia en este tipo de motores, Volvo encargó su fabricación a Yamaha. El nuevo propulsor no sólo debería ser potente y de gran cubicaje sino que además debería estar hecho a la medida de este todoterreno.



Así, sus dimensiones tendrían que ser reducidas y su colocación transversal. Estas especificaciones se realizaron para cumplir las exigencias de seguridad de Volvo, ya que un motor compacto ayuda a preservar las zonas de deformación de la carrocería sin comprometer la seguridad de los ocupantes.



Como solución se optó por reducir el grado de inclinación de las dos bancadas de los cilindros. En lugar de los 90 grados habituales, Volvo y Yamaha optaron por un ángulo de 60 grados. Inicialmente, este motor sólo ha sido desarrollado para el XC90, aunque Volvo no ha descartado que se incorpore a otros modelos de la marca de forma progresiva. Amanecerá y veremos.



El Volvo más potente



Hasta la fecha el motor con más caballos de la firma sueca era el T6, un seis cilindros en línea de casi tres litros de cilindrada y cerca de 270 caballos. El nuevo V8 presenta una cilindrada de 4,4 litros, una potencia de 311 caballos a 5,850 revoluciones y 325 libras por pie de torsión a 3,900 revoluciones. Con estas cifras, el XC90 V8 se convierte por tanto en el turismo más potente desarrollado por Volvo hasta la fecha.



Esta potente versión está equipada con una nueva caja de cambios automática de seis velocidades, también de dimensiones compactas.



Otra de las novedades que presenta el XC90 V8 es una mejora en el sistema de tracción que transmite una mayor adherencia en suelos especialmente resbaladizos. Este dispositivo desarrollado por Haldex controla el par cuando se arranca desde cero para evitar pérdidas de tracción en el eje trasero.



Con todo ello, este potente 4x4 es capaz de acelerar de 0 a 60 millas en 7,3 segundos, pero como no sólo de fuerza vive un carro de lujo, el XC90 impresiona por la calidad de su diseño, su cómoda conducción y su innovador diseño interior. Es grande, es bello y repleto de ideas que hacen la conducción mucho más agradable.



El que conduje durante la semana traía de todo lo que suelen incorporar los SUV de lujo: asientos de cuero para ocho ocupantes, detalles de madera en el volante —con controlador de crucero y audio incorporado— y en el apoyo de brazos, ‘moonroof’ corredizo de un toque, A/C dual con ventilación independiente para los pasajeros, ocho posiciones controladas electrónicamente para las butacas delanteras —con memorización de tres posturas para la del conductor—, volante que se levanta y se gradúa tipo telescopio, completa información computarizada en el tablero, todas las ventanas eléctricas, con las delanteras de bajada y subida automática, equipo de sonido con cargador de 6 CD’s, radio AM/FM y un amplificador 4X40 con ocho parlantes, DVD player con dos pantallas colocadas en la parte trasera de los asientos delanteros.



Aunque se me quedan por fuera unas cuantas de las ‘ventajas’ del XC90 V8, lo único que extrañé en este modelo Volvo fue el equipo de navegación, pero esa es una opción disponible, simplemente que el que conduje no vino equipado con él.



El XC90 Volvo 2006 V8 cuenta con todos los aditivos de seguridad requeridos, reforzados por un extra que forma parte de la tradición de la casa sueca (como suele recalcarme siempre mi primo).



En cuanto al rendimiento en el consumo de combustible, viene en sus especificaciones que dentro de la ciudad rinde 15 millas y 21 millas en la carretera. Yo le subiría un par de millas a cada una.



¿El costo? Va de los $45,840 a los $52,095, dependiendo de los adicionales. Yo lo recomiendo. Usted decide.



Acerca del Autor