Condenan en Argentina al dueño de “Cromañón”


Un tribunal argentino condenó hoy a cuatro años y medio de prisión a un empresario propietario del local donde funcionó la discoteca "Cromañón", cuyo incendio a fines de 2004 causó la muerte de 193 personas, en su mayoría jóvenes.

El empresario Rafael Levy fue el único condenado en el segundo juicio llevado adelante en el país por el incendio en el boliche del centro de Buenos Aires, que también dejó cientos de heridos y por el que ya se penó a otros responsables.

El Tribunal Oral en lo Criminal 24 de Buenos Aires absolvió, en cambio, al excomisario Gabriel Sevald, al entonces secretario de Seguridad de Buenos Aires, Juan Carlos López, a quien era su segundo, Enrique Carelli y al antiguo director de Seguridad Privada Vicente Rizzo.

Las absoluciones de los funcionarios causaron el repudio de los familiares de las víctimas que se encontraban presentes en la sala en la que se desarrolló el juicio por el siniestro ocurrido el 30 de diciembre de 2004.

Levy, quien permanecerá libre hasta que la sentencia quede firme, fue condenado por ser considerado responsable del "incendio culposo" del local "República de Cromañón" en medio de un recital de la banda de rock Callejeros, según estableció el tribunal.

"Estuve a disposición de la Justicia a menos de 24 horas del hecho, me presenté y aclaré todo. No fui ningún oculto ni huidizo y siempre dije que era el propietario del predio, no me he ocultado en ningún momento", señaló Levy ante los jueces en sus últimas palabras antes del veredicto.

A Sevald se le acusaba de recibir sobornos para no controlar la disco, mientras que Juan Carlos López y Enrique Carelli, exfuncionarios del municipio porteño, y el exagente de una empresa de seguridad privada Vicente Rizzo habían sido imputados por incumplir sus deberes.

La Fiscalía había pedido penas de cinco años y medio para Sevald y de cinco años para los exfuncionarios.

Acerca del Autor