Condenan plantación de álamos manipulados

Organizaciones en el mundo entero están condenando la muy controvertida prueba de plantación de árboles de álamo manipulados genéticamente el 6 de mayo por el Instituto Flanders para Biotecnología (VIB)-por sus siglas en Ingles-.


Los álamos, plantados en campo Belga, han sido manipulados genéticamente para modificar el contenido de lignina específicamente para la producción de agro combustibles (biocombustible a escala industrial).


"Los árboles de álamo manipulados genéticamente con baja-lignina son un desastre en puerta", manifestó el Dr. Miguel Lovera en Paraguay, Presidente de la Coalición Mundial por los Bosques con sede en Holanda.


"Los álamos poseen treinta especies que crecen en un rango climático desde el subalpino al Norte de Europa y Canadá a áreas subtropicales en el sur. Pueden esparcir su polen y semillas por hasta centenares de los kilómetros. Pueden también esparcirse asexualmente, a través de la propagación vegetal, y pueden re-brotar desde la raíz si es cortada.


La contaminación de álamos nativos en Holanda y en todo Europa serían tanto inevitable como irreversible si las plantaciones de álamo manipulados genéticamente con bajo nivel de lignina son desarrolladas", añadió.


"Los agrocombustibles hechos de cosechas para comida han sido condenados ampliamente debido a sus impactos sobre el abastecimiento de alimentos a nivel mundial", añadió Nina Holland, con sede en Bélgica.


"Sin embargo, la fabricación de agrocombustibles de cultivos de producto no alimenticio como árboles manipulados genéticamente no es la respuesta.


Los agrocombustibles de productos no alimenticios seguirán monopolizando las tierras para cultivar las materias primas - desplazando a la agricultura y eliminando bosques para conseguir la enorme cantidad de tierra necesaria para producir las cantidades necesarias de combustibles.


Tenemos que disminuir el consumo de combustible. Simplemente no existe ninguna forma sustentable para reponer la inmensa cantidad de combustible para transporte que actualmente usamos en Europa", continuó.


El papel de los bosques sanos en mitigar el cambio climático no puede ser subestimado. El escape de polen de álamos modificados genéticamente con baja-lignina y semillas dentro de los bosques podría causar impactos devastadores incluyendo la mortalidad en aumento de bosques ya que la lignina es en gran parte responsable para la resistencia a insectos y enfermedades en árboles.


Adicionalmente, los estudios han descubierto que los álamos modificados genéticamente con baja-lignina almacenan un 30% menos de carbono de planta como también un 70% menos carbono en el suelo. También se pudren mucho más rápido, soltando su carbono en la atmósfera rápidamente.


Esta combinación de los impactos destructores indica que los álamos modificados genéticamente son de nuevo otra solución falsa y pueden ser parte de la pelea contra el calentamiento global.


"Es absolutamente absurdo decir que los álamos modificados genéticamente con baja- lignina desarrollados para producir agrocombustibles pueden ser parte de la solución para el cambio climático", argumentó Anne Petermann, Directora Ejecutiva de Global Justice Ecology Project en los Estados Unidos y coordinadora de la Campaña internacional Paren con los Árboles MG.


"No solo los árboles MG en si son destructivos para el clima, la noción entera de usar madera para fabricar combustibles líquidos es ridícula. Como señalamos en el informe, "Árboles MG, Cellulosic Biofuels y la destrucción de la Diversidad Biológica Forestal", tenemos que estar parando las tremendas emisiones de carbono causadas por la deforestación, abortando una nueva enorme demanda por la madera.

Ámsterdam, Holanda

Acerca del Autor