Eliminando obstáculos para los compradores de primera vivienda

(BPT) - Ser propietario de una vivienda ha sido durante mucho tiempo una aspiración para muchos estadounidenses, y una de las formas más efectivas de crear riqueza generacional. Sin embargo, debido a los efectos de la actual pandemia de COVID-19,...



(BPT) - Ser propietario de una vivienda ha sido durante mucho tiempo una aspiración para muchos estadounidenses, y una de las formas más efectivas de crear riqueza generacional. Sin embargo, debido a los efectos de la actual pandemia de COVID-19, el aumento de las tasas de interés y las preocupaciones sobre la asequibilidad de vivienda, incluyendo la falta de suministro de residencias económicas, adquirir una vivienda podría parecer algo fuera del alcance de muchos compradores primerizos.

Además, los Estados Unidos continúan combatiendo contra el legado de décadas de políticas y prácticas de vivienda discriminatorias, que ha contribuido a la existencia de una gran brecha en la propiedad de vivienda y desigualdad en el bienestar socioeconómico de los consumidores y las comunidades históricamente desatendidas. Actualmente, según datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, el índice de propiedad de vivienda de los afroamericanos es 30 puntos porcentuales más bajo que la de los caucásicos y tan alto como en los últimos cincuenta años.

“El camino hacia una vivienda de alquiler asequible y de calidad, y el acceso equitativo a una propiedad de vivienda sostenible nunca ha sido igualmente accesible para todos, debido a un legado de discriminación en la vivienda y el sistema de financiamiento hipotecario en los Estados Unidos”, afirma Katrina Jones, Vicepresidenta de Estrategia e Impacto de Equidad Racial de Fannie Mae. “Una situación que se agrava debido a obstáculos arraigados que perpetúan la inequidad en la vivienda, como el crédito insuficiente, la falta de ahorros para costear depósitos de seguridad por adelantado o pagos iniciales para comprar una primera casa, y la información errónea sobre el proceso de compra de viviendas”.

En la actualidad, gracias a su Plan de Financiamiento Equitativo de Vivienda, Fannie Mae está ayudando a abordar estas desigualdades con nuevas soluciones para inquilinos, compradores potenciales de vivienda y propietarios existentes en tres áreas fundamentales:

  • Preparación para la vivienda: Ayudar a los consumidores afroamericanos a prepararse con tiempo para la propiedad de una vivienda sostenible, y el acceso a viviendas de alquiler asequibles y de calidad mediante la creación de crédito y educación financiera.
  • Compra o alquiler: Eliminando los obstáculos innecesarios que enfrentan los consumidores afroamericanos para alquilar o para comprar su primera casa.
  • Mudanza y permanencia: Mejorando las viviendas sostenibles para que inquilinos y propietarios puedan afrontar trastornos o dificultades temporales, y permanezcan en ellas de manera estable.

La educación nos empodera a todos

Para muchos, el proceso de compra de vivienda pudiera parecer complejo y les resulta difícil saber por dónde empezar. Independientemente de la etapa donde se encuentren los consumidores con respecto a la vivienda, la educación sobre la propiedad puede ayudar a los compradores aspirantes a sentirse preparados y empoderados, no abrumados. HomeView de Fannie Mae es un curso educativo gratuito, en línea, completo y fácil de seguir que ayuda a los consumidores a navegar por el proceso de compra.

HomeView, disponible en Inglés y Español, desglosa el proceso de compra de vivienda en siete pasos simples, y aborda mitos comunes y desinformación, incluyendo respuestas a preguntas que pudieran formularse a muchos compradores primerizos. Los usuarios también tienen acceso a listas de verificación, calculadoras financieras y otras herramientas e información gratuitas, que pueden utilizar en cualquier momento, con la frecuencia que deseen.

HomeView también cumple con el requisito de educación sobre propiedad de vivienda que se necesita para la elegibilidad en la obtención de muchos préstamos hipotecarios, como los de bajo pago inicial. Quienes completen el curso recibirán un certificado que deberán mostrar al prestamista para satisfacer este requisito.

“Aconsejo a los que están considerando comprar una casa a comenzar temprano el proceso de educación, y a tener listo ese certificado y presentarlo al prestamista para que los ayude en la elegibilidad para obtener ciertos productos hipotecarios de pago inicial bajo. Esto se puede hacer mientras se trabaja en la creación de crédito, el ahorro para un pago inicial y otras actividades que HomeView recomienda durante la preparación para ser propietarios de vivienda”, añade Jones.

Creación de crédito para inquilinos

Durante la realización del curso HomeView, los usuarios aprenderán que el historial de crédito es un factor importante para determinar la calificación hipotecaria. Sin embargo, el 20% de la población estadounidense tiene poco o ningún historial de crédito, un grupo estadístico en el que los consumidores afroamericanos e hispanos están representados de manera desproporcionada.

De hecho, según un estudio de la Encuesta Nacional de Vivienda de Fannie Mae, los consumidores afroamericanos identificaron el crédito insuficiente como su mayor obstáculo para obtener una hipoteca, y lo hicieron a un índice mucho más alto que los consumidores de la raza blanca (29% a 18%).

Si bien el historial de crédito es un elemento vital en la evaluación de la capacidad de un prestatario para realizar un pago de hipoteca, menos del 10% de los inquilinos actuales han reportado a las agencias de crédito sus pagos mensuales de alquiler, lo que pone a muchos posibles compradores primerizos en desventaja competitiva. Algunas organizaciones están reconociendo este problema y tomando medidas, para incluir los historiales de pagos de alquiler en sus procesos de evaluación de crédito.

Por ejemplo, el año pasado Fannie Mae creó una nueva función que permite a los solicitantes de hipotecas que han pagado el alquiler al menos durante 12 meses, el uso de ese historial de pagos con el fin de que los prestamistas los califiquen para un préstamo hipotecario, incluso si esos pagos positivos no aparecen en su informe de crédito. Esto ayuda a los compradores primerizos a eliminar un obstáculo, e incrementa el acceso equitativo a las oportunidades de propiedad de vivienda para los consumidores con historiales de crédito limitados.

“En el caso de los aspirantes a compradores de vivienda, la responsabilidad cuenta, la confiabilidad cuenta y ahora el alquiler cuenta. Un historial sólido de pago del alquiler puede abrir la puerta a la propiedad de una vivienda para quienes compran por primera vez”, asegura Jones.

Pregúntele a su prestamista si ofrece esta opción, o visite FannieMae.com/MakeRentCount para tener acceso a una lista de prestamistas en su localidad que consideren el historial de pago de alquiler en su proceso de calificación hipotecaria.



]]>