Corolla 2020: La vigencia de un ganador seguro

Hoy recuerdo que hace 25 años estuve a punto de comprar un Toyota Corolla, pero al final los ojos se me fueron detrás de un deportivo Firebird y el asunto terminó allí. No por eso he dejado de seguir la trayectoria de los excelentes carros japoneses y he visto en su evolución un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas. Hoy la marca es pionera en muchos aspectos en el mundo y el modelo Corolla uno de los de mayor venta en el planeta.

Este año 2020 llega al mercado la doceava generación del popular Corolla y lo hace en sus versiones hatchback y sedán, con ambos están basados en la Nueva Arquitectura Global de Toyota (TNGA), que es mucho más que una nueva estructura de carrocería, ya que reúne nuevos enfoques a la ingeniería, el diseño, el ensamblaje y, por supuesto, los materiales.
TNGA transforma ambos estilos del Corolla, a la vez que también refuerza el renombrado valor y fiabilidad del modelo. Los dos tienen el mismo ADN y comparten el tren motriz. No es sorpresa, entonces, que el sedán Corolla de 2020 eleve notablemente el enfoque de este modelo en el confort y el refina miento mientras también le infunde la animada personalidad del Corolla hatchback.

Hoy el sedan Corolla hace gala de unas líneas de diseño más audaces, denotando la transformación de extremo a extremo a la que se ha visto sometido. La plataforma TNGA significa un motor disponible que produce más potencia que su predecesor pero que tiene una mejor eficiencia en el consumo de combustible.

La TNGA le da al sedán Corolla una mayor agilidad, y también un desplazamiento más suave y silencioso. La TNGA también significa una elevada sensación de calidad en cada superficie, conmutador y control que el conductor ve y toca. Y, muy importante, TNGA cumple con el compromiso de Toyota con la seguridad del conductor y los pasajeros gracias al paquete Toyota Safety Sense 2.0 de sistemas de seguridad activa, estándar en todos los modelos del sedán Corolla.
Diseño transformado

Toyota conmovió los rangos del sedán mediano con el Camry de nueva generación, y ahora el segmento de sedanes compactos recibe una sacudida con el sedán Corolla de 2020. Desde cada ángulo, el nuevo sedán Corolla se ve más bajo y más delgado, más tenso y ajustado. Poderosos guardabarros y las superficies de los parachoques con curvas generosas acentúan su carácter deportivo y esculpido.

Los audaces detalles de la fascia frontal varían según la versión del modelo, con el SE y el XSE (el ejemplar que estuve probando por una semana) exhibiendo el aspecto deportivo, incluido un labio frontal del color de la carrocería y aletas aerodinámicas estabilizadoras para enfatizar la postura ancha. Los faros delanteros LED finos de doble haz, en forma de J, cubren profundamente los parachoques delanteros y le dan al Corolla una expresión acerada y una distintiva presencia nocturna.

Las versiones deportivas SE y XSE usan triples luces de gálibo en forma de J, con guías de luz LED junto con señales de giro LED, creando una firma de diseño única.
La parte trasera también deja una impresión distintiva con su iluminación, con luces de combinación estrechas que cubren profundamente los parachoques. Todos los modelos del sedán Corolla de 2020 usan LED, y el tipo y el estilo varían según la versión del modelo. Las versiones deportivas traen lentes ahumados en las luces exteriores.

Qué los mueve

Los niveles L, LE y XLE del sedán Corolla de 2020 usan el motor de 1.8 litros (2ZR-FAE) que se encuentra en la generación anterior, pero con más potencia y una mayor eficiencia en el consumo de combustible. Los niveles XSE y SE están impulsados por un motor completamente nuevo de Fuerza Diná mica, cuatro cilindros en línea, de 2.0 litros e inyección directa (M20A-FKS). Este nuevo motor ofrece más rendimiento y usa menos combustible. Notablemente, el motor del nuevo sedán Corolla es físicamente más pequeño y más ligero, lo que baja el centro de gravedad del auto y mejora su equilibrio general.

Por dentro

Simple. Cálida. Invitadora. Sensual. Estos adjetivos, que parecen ser del reino de los autos de lujo, inspiraron los esfuerzos de los diseñadores al visualizar la cabina del sedán Corolla. El resultado se llama "minimalismo sensual". Es tan deportivo como elegante, y, como siempre, cómodo y duradero como todos los Corolla.

Un pulcro panel de instrumentos proporciona una sensación abierta y armoniosa gra cias a su superficie superior más delgada, con líneas de carácter que se entrelazan con los bordes de la puerta para crear un ambiente espacioso. En el centro del panel de instrumentos, fácil de ver para el conductor y el pasajero delantero, hay una pantalla táctil de multimedios de 8 pulgadas y alta resolución para el sistema multimedia estándar Entune 3.0 en todas las versiones excepto la versión L, que trae una pantalla de 7 pulgadas.

La pantalla de la consola central da acceso a las configuraciones del vehículo, los controles de audio, la navegación y las aplicaciones de Entune 3.0. Los controles de climatización, situados debajo del portal de multimedios, están arreglados en una configuración digitalizada brillante y muy visible. La consola central fluye hacia una consola más ancha, con un reposabrazos que es casi 0.8 pulgadas más largo que el modelo anterior, para mayor comodidad.

Avatar
Acerca del Autor