Demencia al cuadrado


Cerca de 35,6 millones de personas en el mundo padecen demencia, una cifra que se estima se duplicará de aquí a 2030 (superando los 65,7 millones) y se triplicará hasta 2050 (115,4 millones) a causa del aumento de la población y del incremento de la longevidad.

En la actualidad, entre dos y ocho personas de cada cien mayores de 60 años que hay en el mundo sufren demencia.

Los casos de demencia se producen en todos los países, pero afecta especialmente (58%) a personas que viven en países con ingresos medios o bajos, una proporción que se estima que aumentará en un 25 por ciento debido a la cada vez mayor longevidad en dichas naciones.

"Tenemos que parar esta epidemia porque las consecuencias para los sistemas públicos de salud pueden ser catastróficas. Calculamos que hay un nuevo caso de demencia cada cuatro segundos, lo que significan 7,7 millones cada año, cuando hace una década era uno cada diez segundos", alertó en rueda de prensa Marc Wortmann, director ejecutivo de la entidad Enfermedad de Alzheimer Internacional (ADI).

Este organismo y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han elaborado un informe titulado "Demencia: una prioridad de salud pública" en el que se desgrana la evolución y las tendencias de una enfermedad que aumenta de forma exponencial.

Tres causas explican esta progresión: el estricto crecimiento de la población, el aumento general de la longevidad y el incremento de la detección de la enfermedad gracias a mejores métodos de diagnóstico.

La demencia es un síndrome, generalmente crónico, que provoca un deterioro de las funciones cognitivas mayor al causado normalmente por el envejecimiento.

La demencia afecta a la memoria, al razonamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje, el comportamiento y la aptitud de realizar las actividades cotidianas.

Acerca del Autor