Desembarazando Colombia con Mockus


Estoy haciendo antesala en el consultorio médico. Me deleito observando a un sinnúmero de mujeres en estado de embarazo mientras acompaño a mi esposa. Ellas, algunas con rostros demacrados por los malestares propios de la gestación, desembarazan el aburrimiento que produce la espera, obturando teclas minúsculas en sus teléfonos celulares: chatean como es costumbre que lo haga la gente en estos tiempos de tecnología avanzada. Escribo. Pienso en Colombia. Un personaje simpático aparece en mi mente como flashes de cámaras fotográficas. Una sonrisa leve advierten en mi rostro aquellas que cargan en sus vientres criaturas que próximamente vendrán a este mundo de realidades complejas. No puedo fingir más. Ahora río descaradamente.


Puedo vislumbrarlo en mi mente de forma clara. El escenario es académico; los participantes también lo son. Algunos entremezclan la política con actividades en el campo del saber. El personaje que dibuja una risa enorme en mi rostro baja sus pantalones y muestra los glúteos. La acción se constituye en una protesta. Y yo protesto porque a mi esposa aún no la atienden. Llevamos cinco minutos esperando para que el médico cubano nos diga si es niño o niña. Uribe, Santos, Arias, Sanín. Muchos dan vueltas por mi cabeza. El único que me hace reír es Mockus por las ‘locuras’ que los colombianos le conocemos.


El salón es verde. Las mujeres preñadas de ilusiones visten de colorines. Azul, amarillo y rojo sobresalen. Sigo riendo mientras fijo la vista sobre el verdor de las paredes. Es una forma de alimentarme de ideas, de conceptos que traigo semanalmente a mis lectores. ¿Qué puedo saber de embarazos? Muy poco. ¿Qué puedo saber de política? Un poquito más. Mockus sigue franqueando el redil de mi mente. Lo taladra hasta crear un hoyo profundo. Ahora puedo ver la semilla fecundada que comienza a germinar sin saber todavía si es niño o niña el fruto del amor con mi esposa.


La espera será mayor. La máquina para la ecografía (sonograma) se ha descompuesto antes de que el médico nos dijera el sexo de la criatura. No creía que un incidente de esta naturaleza pudiera ocurrir en la mayor potencia del mundo: ‘el país de las maravillas’. Cuán equivocado estaba al pensar que Mockus sólo es un mundo, digamos mejor: un ‘universo de locuras’. Hoy, sin dudarlo un ápice, es el candidato a la Presidencia de mejor perfil y hoja de servicios. Sí, medio loco, dirían algunos, pero –perdónenme la comparación a Einstein lo tildaron igual y resultó uno de los grandes genios de la humanidad.


Transcurren un par de horas y ya estoy en casa nuevamente frente a la computadora. Escribo; leo; hilvano ideas. Debo terminar el artículo de la semana. Colegas periodistas inundan Facebook con alusiones favorables a Mockus. ¿Qué es esto? ¿Periodismo y política amalgamados? Al analizar el fenómeno, no lo considero extraño. Retrotraigo a la memoria a Jorge Isaac, Clemente Manuel Zabala, Eduardo Santos y, recientemente, Mauricio Fúnez, en El Salvador. Del periodismo o la literatura dieron el salto a la política. Pero, ¿periodistas apoyando una campaña política? Es más: ¿Periodistas haciendo proselitismo? Uhmm… No lo había pensado antes. Creo que es el momento oportuno. Doy el primer paso: Votaré por Mockus el 30 de mayo, el mismo día que mi esposa tiene cita en el consultorio del médico cubano para conocer el sexo de nuestro tercer hijo… si la máquina funciona como muchas veces las maquinarias electorales cambian el destino de un país.


Daniel Castro Peñaloza
Acerca del Autor

Edición Impresa

Clima

Miami Fl
December 16, 2017, 11:10 pm
Intermittent clouds
NE
Intermittent clouds
23°C
2 m/s
real feel: 22°C
current pressure: 1020 mb
humidity: 63%
wind speed: 2 m/s NE
wind gusts: 2 m/s
UV-Index: 0
sunrise: 7:01 am
sunset: 5:32 pm
Forecast December 16, 2017
day
Intermittent clouds
NNE
Intermittent clouds
27°C
wind speed: 2 m/s NNE
wind gusts: 5 m/s
max. UV-Index: 3
night
Partly cloudy
ENE
Partly cloudy
20°C
wind speed: 2 m/s ENE
wind gusts: 3 m/s
max. UV-Index: 3
 

Como un gran tesoro...

LA OTRA CARA DE LA GUERRA

HORA DE REYES