¡Di que sí!


Diversas agrupaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes reclamaron hoy a los comisionados del condado de Miami-Dade que reclamen al Congreso federal que en la reforma migratoria se dé prioridad al mantenimiento de las familias unidas.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Florida y la Coalición de Inmigrantes de Florida (FLIC), entre otras organizaciones, lanzaron hoy con ese propósito la campaña "Di que sí".

La Comisión del condado de Miami-Dade prepara la votación de una resolución que insta al Congreso a modernizar el sistema de inmigración a través de la propuesta bipartidista presentada por ocho senadores el pasado 28 de enero.

Estaba previsto que la votación del texto propuesto por los legisladores -entre los que se encuentra el senador por Florida Marco Rubio- tuviera lugar hoy, pero finalmente ha sido aplazada para los próximos días.

"Pedimos que den prioridad a mantener nuestras familias unidas en lugar de pedir más aplicación de las duras y costosas leyes de inmigración que ya han separado a miles de familias por medio de detenciones y deportaciones", dijeron los responsables de la campaña.

Aunque celebran que los comisionados apoyen la "tan necesitada modernización del sistema de inmigración, nos preocupa que la resolución sigue reforzando la idea del senador Rubio de que debe haber aún más mano dura antes de que los inmigrantes tengan una oportunidad real de iniciar su camino a la ciudadanía", apuntó Kathy Bird, directora de campaña para FLIC.

Acerca del Autor