Dirigente universitario opositor a Chávez pide asilo en Nunciatura Apostólica

Compañeros dicen que Nixon Moreno es un perseguido del actual régimen

Un dirigente estudiantil opositor al gobierno e investigado por unos disturbios en una universidad del interior venezolano en 2006 pidió hoy asilo en la Nunciatura Apostólica en Caracas, informaron algunos de sus compañeros.


Laurence Castro, también dirigente de la Universidad de Los Andes (ULA) del estado de Mérida (oeste), dijo a los periodistas que Nixon Moreno "es un perseguido político del actual gobierno que quiere reprimir a los universitarios porque defienden la dignidad, la democracia y la autonomía universitaria".


Castro reveló que Moreno no fue recibido en otras embajadas, a las que no identificó, debido a que en su contra pesa desde mayo del año pasado una orden de captura ordenada por un tribunal de Mérida.


Ricardo Sánchez, asimismo dirigente estudiantil de la ULA, dijo que Moreno también es víctima de lo que llamó "propaganda descarada" del gobierno del presidente Hugo Chávez, de la Defensoría del Pueblo, de la Fiscalía General y del Viceministerio de Asuntos Carcelarios.


"No están dadas las garantías para que (Moreno) se entregue, porque el sistema judicial venezolano está parcializado (a favor de Chávez) y prácticamente ya se le condenó a través de los medios de comunicación del Estado", remarcó.


El diputado Tareck El Aissami aseguró el 26 de mayo pasado que los diputados de Mérida cuentan con "suficientes elementos que demuestran" que estudiantes liderados por Moreno se reunieron "con altos funcionarios" de la embajada de EEUU días antes de que entonces se disparara desde el interior de la ULA y fueran heridos 34 policías.


El tiroteo fue colofón de unas protestas originadas por la suspensión de las elecciones estudiantiles en Mérida, decidida por el Tribunal Supremo de Justicia.


El diputado también denunció que en ese incidente los estudiantes "trataron de violar" a una agente policial y que los parlamentarios constataron que "ningún estudiante resultó herido", como lo había señalado el rector encargado de la ULA, Mario Bonucci.


El entonces ministro del Interior, Jesse Chacón, detalló a su vez que 33 policías resultaron con heridas de mediana gravedad y "un funcionario de la Guardia Nacional (GN, policía militarizada) con daños en el pulmón y en el hígado por un proyectil de un arma calibre nueve milímetros".


También confirmó el intento de violación denunciado por el diputado y luego por la misma afectada y mostró, además, una fotografía en la que se ve a uno de los manifestantes "con una subametralladora UZI".


Aunque confirmó que los estudiantes son de la oposición, Chacón dijo en esa oportunidad que dudaba de que ese "grupúsculo" pudiera "generar un problema serio" y, sin referirse a la denuncia contra la embajada de EEUU, subrayó que no descartaba que esos hechos formaran parte de "algún tipo de plan" contra el gobierno.

VENEZUELA

Acerca del Autor