El Challenger SRT8 392 Inaugural Edition 2011 deslumbra a todos


Mis vecinos normalmente me observan con cierto dejo de envidia al ver cada nuevo carro que me llevan para realizar las pruebas, pero con algunos no se aguantan y se acercan a hacerme preguntas. Quieren saber detalles del ejemplar de turno. Con el Dodge Challenger SRT8 392 Inaugural Edition de 2011 fueron especialmente inquisitivos. Incluso un vecino de mi oficina que nunca había cruzado palabra conmigo se atrevió esta vez.

Y no es para menos. ¿Por qué? Les cuento. Resulta que haciéndole honor a una tradición que se ha ganado ‘a músculo’ un nicho dentro del imaginario colectivo norteamericano, la casa automotriz Dodge decidió que el 2011 era el momento de golpear nuevamente el pie contra el suelo y se vino a competir en el segmento de los “muscle cars” con el Challenger SRT8 392, con el legendario motor HEMI V8 de 392 pulgadas cúbicas, 6.4 litros, que le permiten producir 470 caballos de fuerza y 470 lb-ft de torque, con una transmisión manual de seis velocidades.

Como el original HEMI 392, el rendimiento en la calle y en la pista llama la atención con números de 0 a 60 mph en el alto rango de los 4 segundos y el tiempo transcurrido para el cuarto de milla en la alta de los 12 segundos.

El original HEMI 392 lo introdujo Chrysler en el modelo del año 1957, como reemplazo del motor de 354 pulgadas cúbicas que había inaugurado los HEMI en 1951.

Esta nueva puesta en escena es una edición inaugural limitada a 1.492 unidades (1.100 para Estados Unidos y 392 para Canadá) con mejoras en la mecánica y también en el chasis para hacerlo más competitivo frente a sus rivales.

El auto está construido siguiendo el diseño del modelo original cupé, con gran balance entre forma y función, además de ofrecer un manejo y comportamiento de alto nivel junto con tecnología que mejora el consumo de combustible, hasta ubicarse en 14 millas por galón (mpg) en la ciudad y 23 mpg en la carretera.

El estilo del exterior del Dodge Challenger SRT8 392 de 2011 permanece inconfundible, con proporciones que evocan un vehículo vigoroso, instantáneamente reconocible que tiene una postura amplia y estable en la carretera.

Esta edición se distingue por la combinación de los colores azul agua profundo con líneas blancas o viceversa para el exterior. Por primera vez, la parrilla frontal presenta un diseño con color alrededor.

Los nuevos amortiguadores brindan un comportamiento más firme que mantiene el confort para los viajes diarios, pero al mismo tiempo es muy capaz de responder en las situaciones más difíciles.

Los ingenieros recalibraron la geometría de suspensión para mejorar el balance del auto, la habilidad en las curvas y la respuesta en la dirección, dando como resultado un Challenger más ágil, divertido y sumamente capaz.

La edición inaugural viene con exclusivos rines SRT de 20 pulgadas con aluminio pulido e interiores pintados en satín negro, tubos de escape cuyo diseño le da el toque distintivo de ‘muscle car’ e incluye insignias '392 HEMI' que lo marcan como modelo especial.

El interior está inspirado en los autos de competencia. Los asientos son de piel color blanco perla con costuras en color azul y el '392' bordado en las cabeceras. Acentos metalizados repartidos en varios elementos hacen destacar aun más el interior de su cabina.

Además y a diferencia del modelo que le inspira, esta nueva versión cuenta con aditivos que la ponen a tono con los tiempos que corren, El ingreso al vehículo y su ignición se realizan sin la necesidad de usar una llave. Cuenta con tecnología Bluetooth para teléfonos manos libres, comandos activados por voz, un volante multifunciones, sistema de navegación con pantalla sensible al tacto, calentador de los asientos delanteros y un equipo de sonido al que le roncan los timbales.

Acerca del Autor