El chinito de Cadivi…


¿Cuál será —me pregunto— el chino de Cadivi? ¿Será un familiar cercano o por lo menos un conocido del chinito de Recadi? ¡No creo! Debe ser un paramilitar. Un miembro de la ultraderecha cercano a Uribe y a ‘la mafia venezolana de Miami’. No hay de otra. Ese es siempre el callejón de salida del desgobierno chavista. Lo hizo más de una vez el fundador de ese circo y hoy lo repite su ‘minimí’.

Antes de seguir debo explicar quién carajos fue el mentado ‘chinito de Recadi’. La historia —o mis recuerdos— nunca lo registró por su nombre, pero fue un oriundo del lejano oriente que se convirtió en el único preso por la enorme corrupción venezolana de los años 80, cuando Recadi —el organismo que en el pasado controlaba el otorgamiento de dólares preferenciales en Venezuela, es decir, el gemelo del Cadivi actual— sirvió de parapeto para que unos cuantos vivos se robaran cerca de 5 mil millones de dólares y cuando esa olla podrida explotó —por allá en el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, quien había ordenado investigar las irregularidades cometidas en el periodo de su copartidario y antecesor Jaime Lusinchi (1984-1989)— los sindicados y acusados fueron muchos, pero a la final el único preso conocido —o desconocido— fue ‘el chino’ de marras. El ‘chinito de Recadi’.

Hoy ese monto multimillonario produce risa frente a las cifras que han robado de Cadivi los dirigentes chavistas y sus secuaces, pero como no existen órganos independientes de control, ese monto cae en el terreno de las especulaciones, aunque no es necesario sacar muchas cuentas para saber que es entre 10 y 20 veces lo que escamotearon en el pasado. ¡Una bola de billetes!

¿Y ‘el chinito’? En esta oportunidad estoy seguro que no habrá ‘chinito’. Cuando Nicolás Maduro cumpla su amenaza de descubrir quiénes se han beneficiado fraudulentamente de los dólares otorgados por Cadivi, apuesto triple contra sencillo que meterá preso a un paramilitar, preferiblemente de origen colombiano —¿paisano suyo?—, el chivo expiatorio favorito de su pajarito... y de él mismo. Hace un par de días salió en TV diciendo que son los paramilitares colombianos los que embochinchan al estado Táchira y que lo hacen porque se quieren adueñar de él. Como vulgares ‘Putines’ a Crimea.


Alfredo Mantilla
editor@elcolombiano.net

Acerca del Autor