El cube SL 2010 se agiganta hasta la exageración

Lo que les voy a contar a continuación pudiera parecer una exageración de alguien nacido en Maracaibo, Venezuela, donde cualquiera puede referirse a una manzana que se comió diciendo que era tan grande como un coco, pero no es así y cualquiera de ustedes lo puede comprobar: el Nissan cube SL de 2010 que estuve probando esta semana es capaz de viajar de Pembroke Pines donde vivo, a Brunswick, en el estado de Georgia, ¡con una sola tanqueada!

¡Ojo!, no estoy hablando de un híbrido, ni de un auto con doble tanque para combustible, lo que sucede es que este ejemplar japonés rinde hasta 31 millas por galón en la carretera —27 en la ciudad— y como su depósito de gasolina tiene capacidad de 13.2 galones, si hacemos un simple ejercicio matemático encontramos que puede recorrer 409.2 millas sin quejarse y sin encender ninguna lucesita. Brunswick queda a 399 millas de Pembroke Pines, por lo que permite hacer el viajecito y todavía tener reserva para buscar la estación de gasolina más conveniente.

Esta nueva apuesta de la casa japonesa busca atraer a un público joven y adultos de edad temprana, con su diseño cuadrado, excéntrico y —para muchos— ‘extravagante’, pero que a todos llama la atención.

A primera vista el cube es un auto pequeño, pero esa apariencia sólo le sirve para facilitar la maniobra, el estacionamiento y hacer esas ‘U’ que a muchos autos se les dificulta, porque la realidad es que su interior es súper amplio, capaz de sentar a cinco personas, con ‘un cielo’ de espacio para la cabeza y respetable capacidad de carga.

En vez de un auto, Nissan se refiere al cube como un concentrador móvil, ya que está orientado a ser un asequible punto móvil de reunión para gente joven, sus amigos y su música. Su asiento trasero se reclina para ofrecer mayor confort o puede eliminarse para lograr un espacio de carga tipo Van.

La casa automotriz dice que sus diseñadores tenían en mente un bulldog con lentes de sol cuando estaban trabajando en el cube, porque mientras la mayoría de vehículos cuatro puertas tienen cuatro postes visibles para sostener el techo, el diseño deliberadamente asimétrico del cube tiene sólo tres postes visibles, dado que el cuarto en la parte trasera derecha está cubierto por cristal oscuro. Esa característica, más las esquinas cóncavas y redondeadas en las cuatro ventanillas laterales, las ventanas cortas en las puertas delanteras y las ventanas más largas en la parte trasera, le dan una apariencia única. El complemente es su puerta trasera estilo nevera.

El cube SL es impulsado por un motor cuatro cilindros en línea 1.8 litros, el mismo motor que impulsa a su familiar Versa. Los compradores pueden elegir entre una transmisión manual de seis velocidades o la transmisión continuamente variable (CVT) Xtronic de Nissan. El SL que estuve probando viene de serie con la última.

Viene de serie con aire acondicionado manual; control de crucero; volante multifunciones; ventanas, espejos y seguros eléctricos; y sistema de sonido AM/FM/CD con conexión auxiliar y cuatro bocinas. El cube SL que estuve conduciendo trajo algunas opciones adicionales, como rines de aleación de 16 pulgadas, faros de encendido y apagado automático, control de temperatura automático, interfase para iPod y seis bocinas, conectividad Bluetooth, sistema de llave inteligente para ingresar a la cabina, cámara en la parte posterior para facilitar la reversa y el estacionamiento. Con botón de arranque sin llave.

Están disponibles más de 40 accesorios de fábrica o instalados en agencia que incluyen desde alfombrado de pelo grueso a cordones elásticos para carga, sistema de navegación y un sistema de iluminación interior que ofrece opción de 20 colores o un modo que cambia los colores continuamente.

El equipamiento de seguridad de serie con todos los modelos, incluye seis airbag: frontales, laterales y de cortina; frenos antibloqueo; control de tracción y control de estabilidad.

...y lo mejor para el final, ¡su precio!: básico $17,130 y con todas las opciones, $20,350. ¡Gangazo!

Acerca del Autor