¡El más odiado!

Puede rogar lo que quiera, puede pedir lo que se le antoje y hasta implorar el perdón a cualquier instancia, pero de nada le sirve hoy día: Manuel Marulanda Vélez, “Tirofijo”, es sin lugar a dudas el personaje más odiado de Colombia y uno de los más repudiados en el mundo entero.


El ‘mandamás’ de la guerrilla más vieja del planeta, quien según voceros de los servicios de inteligencia colombianos, podría estar al borde la muerte —si es que no se ha muerto ya—, llega al final de su vida sin haber logrado su objetivo macabro de doblegar al estado de derecho colombiano, muy a pesar que en los últimos años ha dispuesto de verdaderas toneladas de dólares provenientes del narcotráfico, de la extorsión y el secuestro, amén del suministro de material bélico por parte de ‘movimientos revolucionarios’ que le son afines y hasta promueven su legitimación.


Las Farc de “Tirofijo” y su banda nacieron el 27 de mayo de 1964 como una organización campesina movilizada para protegerse de una operación militar ordenada por el gobierno de entonces contra las “repúblicas independientes” instauradas por las guerrillas liberales y comunistas que rechazaron una amnistía ofrecida, pero hace muchos años se apartaron de la ideología marxista de sus comienzos y se convirtieron en un grupo delictivo más, que utiliza las prácticas más deleznables para intimidar a una nación que los odia y desprecia profundamente.

Acerca del Autor