El mundo entero exige liberación de secuestrados

La ONU, la OEA y varios Gobiernos se felicitaron hoy por la liberación de dos militares colombianos por parte de las FARC e instaron a esa organización considerada terrorista en EE.UU. y Europa a liberar a todos los demás rehenes.

El titular de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, expresó en un comunicado su esperanza de que "en el futuro próximo, las FARC liberen a los rehenes que todavía tienen secuestrados y que estos puedan volver con sus familias".

En opinión de Insulza, un gesto "completo de buena voluntad" por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "abriría las puertas a la negociación de una paz verdadera".

El chileno Insulza se declaró "complacido" por la liberación del sargento Pablo Emilio Moncayo y del soldado Josué Daniel Calvo en una operación humanitaria en dos fases, que comenzó el domingo pasado y culminó ayer.

También la ONU, a través de su oficina en Colombia, pidió hoy a las FARC que libere "de manera inmediata y sin condiciones" a todos sus rehenes como paso "indispensable" para avanzar hacia condiciones de reconciliación y paz entre todos los colombianos.

"Ratificamos que la privación de la libertad sistemática y prolongada de militares y civiles y los tratos inhumanos o degradantes a los que son sometidos, constituyen un crimen de guerra, y podrían constituir también un crimen de lesa humanidad según el Derecho Internacional Humanitario", subrayó la ONU.

A través de un comunicado del ministerio español de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero reiteró su "firme condena" del terrorismo y su apoyo "a las exigencias de la sociedad colombiana" para lograr la paz en el país suramericano después de cuarenta años de conflicto.

Además de cesar en su actividad, España instó a las FARC a buscar con el Gobierno colombiano "vías de solución pacífica en el marco de la institucionalidad".

Por medio del portavoz Mark Toner, del departamento de Estado, el Gobierno de Estados Unidos urgió a las FARC a liberar a "todos los demás secuestrados" y reiteró su apoyo los esfuerzos del mandatario colombiano, Álvaro Uribe, de garantizar la "liberación segura de todos los rehenes".

El Gobierno de Francia felicitó hoy al Gobierno de Colombia y a todos los que contribuyeron a la puesta en libertad de Moncayo y Calvo, y al mismo tiempo expresó su deseo de que continúe la liberación "de todas las personas secuestradas" por las FARC.

También los socialistas franceses, en la oposición, expresaron su satisfacción por la liberación de Moncayo y Calvo y pidieron a la guerrilla colombiana que libere a todos sus rehenes "sin condiciones".

Moncayo, quien pasó más de 12 años en cautiverio, y Calvo, quien estuvo menos de un año en poder de las FARC, volvieron a la libertad en helicópteros de Brasil, país que ha colaborado con ayuda logística en varias de estas operaciones en Colombia.

Quizás por ello, el Gobierno brasileño fue uno de los primeros en felicitarse por estas dos nuevas liberaciones, que, según las FARC, van a ser las últimas que haga unilateralmente, pues a partir de ahora buscará un canje de rehenes por guerrilleros presos.

"El Gobierno brasileño manifiesta su expectativa de que todos los rehenes todavía en cautiverio puedan encontrar la libertad y que ahora sean abiertas nuevas perspectivas para el proceso de paz entre todos los colombianos", señaló ayer una nota oficial del ministerio de Relaciones Exteriores.

El Gobierno de México hizo "votos para que continúe la liberación de rehenes en Colombia y porque este gesto contribuya a promover el diálogo y el fortalecimiento del proceso de paz en ese país hermano", según un boletín de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Al igual que Brasil, el Gobierno argentino se congratuló ayer por el éxito de la operación humanitaria.

El canciller argentino, Jorge Taiana, expresó este martes la "total disposición" del Ejecutivo de Cristina Fernández para colaborar "en todo lo que sea necesario" para lograr la liberación de todos los secuestrados "de manera inmediata e incondicional".

Por su parte, el ministro de Seguridad Interna y Externa de Ecuador, Miguel Carvajal, hizo votos para "una pacificación en Colombia", lo que, a su juicio, sería "bueno" no sólo para ese país sino también para los naciones que como Ecuador sufren "de manera directa las consecuencias del conflicto interno colombiano".

El ministerio de Defensa de Colombia informó recientemente que en el país solo quedan 79 personas privadas de la libertad, una reducción del 97,2% con relación a los datos de 2007.

De esa cifra, las FARC tienen en su poder a 50 personas, 6 el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y 23 la delincuencia común.

Acerca del Autor