El pre$io del amor

¿Acaso “precio” no es con “c”?, me corregía Carmencita, mi amiga diseñadora de interiores, mientras veía en la computadora el título de este artículo y calificaba el nuevo look de la oficina. Ella misma había escogido los colores de la pintura.



“Parece que el amor de padres y madres a los hijos no tiene ortografía pero sí precio”, le dije como obligado a justificar mi voluntario error.



Hace unos meses recibí en mi correo electrónico la historia de una niña de ocho años que preguntó a su papá: “¿papi cuánto te ganas tú en una hora de trabajo?”, a lo que su progenitor respondió, más con actitud evasiva, por salir del paso, que con el deseo sincero de resolver la inquietud de su pequeña: “un buen día de trabajo me puedo ganar $40 en una hora”.



La chiquita fue corriendo al lugar secreto donde guardaba sus ahorros, reunió billetes y monedas y regresó donde papi. “Papi me regalarías $17.25”. El padre buscó en sus bolsillos un billete de $20 y lo dio a su hijita, aclarándole quedarse con el cambio.



Dándose vuelta para evitar ser vista, contó dos veces para asegurarse, guardó los $2.75 y, extendiendo su mano con un pucho alborotado de papel y metal, con la emoción del comerciante que intuye un jugoso negocio, retó a su padre con determinación: “Ahora sí te puedo comprar dos horas de tu tiempo”.



Qué triste que el hielo emocional de un padre o una madre sea justificado por el propio hijo hambriento de amor en forma tan conmovedora: “Ellos nos lo dieron todo”, “Nunca aguantamos hambre”, “Ella estuvo siempre pendiente de nuestra comida y nuestra ropa”, “Él siempre trabajó de sol a sol para darnos lo mejor”, “Los mejores juguetes en navidad fueron los nuestros”, “Fuimos a las mejores escuelas”.



Cuando la cálida expresión “padre (madre) amoroso (a)” se traduce en la fría y calculadora “padre (madre) proveedor (a)”.



¡Qué triste que al amor de un padre, o de una madre, haya de anteponérsele el signo “$”! ¡Qué triste que para muchos padres y madres montar a sus hijos en un carro último modelo o llevarlos todos los veranos a Disney, en Orlando, poniendo su crédito a reventar, sea más digno de aprecio que el amor del ingenuo manoseo y la tierna caricia, la liberación del niño interior para hacerlo cómplice de los juegos de su hijo o el bullicioso silencio de la respiración encima del hombro mientras el joven lector balbucea con inseguridad las palabras de una historieta infantil!



¡Qué triste que la opción de prepararse para ser mejores padres, comprometiendo recursos como tiempo y dinero, suene primero como la más ociosa de las posibilidades que la única sana y segura previsión garante de verdadera felicidad de los hijos!



Si no podemos, definitivamente, comprometer desinteresadamente nuestro amor de padres sin la preocupación del deterioro económico, entonces, hagamos un mundo de mentiras donde nuestros hijos puedan acceder a bonos afectivos que padres y madres podamos depositar en nuestra cuenta bancaria.



Para sus comentarios sobre éste artículo, o para recibir información de apoyo, comuníquese con el Dr. Germán González al teléfono (954) 802 8704 o al correo electrónico: padresnutritivos@usa.com

Germán G. González
padresnutritivos@usa.com
Psicólogo especialista en familia

Acerca del Autor

Edición Impresa

Clima

Miami Fl
October 24, 2017, 3:53 am
Cloudy
SE
Cloudy
26°C
1 m/s
real feel: 30°C
current pressure: 1010 mb
humidity: 84%
wind speed: 1 m/s SE
wind gusts: 1 m/s
UV-Index: 0
sunrise: 7:25 am
sunset: 6:45 pm
Forecast October 24, 2017
day
Mostly cloudy with thundershowers
SE
Mostly cloudy with thundershowers
30°C
wind speed: 3 m/s SE
wind gusts: 5 m/s
max. UV-Index: 4
night
Thunderstorms
WSW
Thunderstorms
21°C
wind speed: 1 m/s WSW
wind gusts: 3 m/s
max. UV-Index: 4
 

Como un gran tesoro...

LA OTRA CARA DE LA GUERRA

HORA DE REYES