El rebajón llega a la industria de los cruceros

Después del descenso presentado en las tarifas aéreas

Primero fueron los vuelos de bajo precio de easyJet y ahora llegan los cruceros baratos de la mano de easyCruise, otra empresa del grupo fundado por Stelios Haji-Ioannou, easyGroup, que a partir de marzo entrante comenzará a unir diferentes lugares del continente asiático.



EasyCruise quiere revolucionar el sector con precios que desafían toda competencia y fórmulas muy flexibles. Su nuevo proyecto comenzará con la organización de seis viajes de una semana en marzo y abril del próximo año. “Los destinos, a los que se llegará desde Singapur, serán Malacca, Puerto Klang, Penang, Langkawi y otros lugares turísticos de Malasia y de Tailandia”.



Una vez terminados los trabajos de organización, el barco podrá transportar a 180 pasajeros en camarotes que tendrán un precio aproximado de 42 euros por noche para la promoción de salida. Cada camarote será anaranjado, el color de easyJet, y contarán únicamente con baño y dos camas. “Si este período de prueba es un éxito, Singapur se convertirá en la base permanente de easyCruise 1, la primera embarcación de la flota de easyCruise”.



EasyCruise piensa desarrollarse en Europa desde el verano de 2005, “habrá cruceros por el sur de Francia, a lo largo del litoral italiano, y también por aguas españolas”.



EasyGroup, holding que controla entre otras empresas easyCruise, anunció que podría “recurrir a las agencias de viajes”. “Se trataría de una ruptura con la política del grupo, pero estoy dispuesto a darles la oportunidad a las agencias de viajes de vender los cruceros easyCruise”, indicó Stelios Haji-Ioannou.



“Las agencias de viajes podrían incluir los cruceros en fórmulas de vuelo y hotel, algo que puede traer beneficios a todos”, añadió.



Haji-Ioannou que fundó la compañía aérea de bajo precio, easyJet, en 1995 y que es su principal accionista, criticó a los agentes de viaje y otros intermediarios, considerándoles responsables de la carestía de los billetes de avión. “Eso tiene que terminar”, dijo este ‘rebajador’ profesional.



Acerca del Autor