El Wrangler 2012 se remoza sin abandonar su espíritu indomable


Sin abandonar el espíritu que lo ha identificado como un referente por más de tres décadas en el segmento de los todo terreno de ‘corte rebelde’, el nuevo Jeep Wrangler de 2012, exactamente el Unlimited Sport que estuve conduciendo en la última semana de este 2011, viene con cambios sutiles que de alguna manera suavizan su puesta en escena, sin que ello signifique perder el sentir indómito que transmite. Todavía están allí su capota de lona, su dureza y su aire juvenil e independiente que ha conquistado a millones.

Este nuevo modelo incorpora un nuevo V6 Pentastar de 285 HP y 260 lb pie de torque, un bloque 83 hp (40 %) más potente que el anterior V6, acoplado a una nueva transmisión automática de cinco velocidades, que permite gozar de un motor más eficiente con consumos de combustible ubicados en 17 mpg en la ciudad y 21 en carretera.

La gama Wrangler de Jeep, cuenta con carrocerías de 2 y 4 puertas, siendo esta última a la que se le añade el apelativo de Unlimited. Después, Jeep cuenta con tres acabados, el más básico Sport, seguido del Sahara y, finalmente, el más lujoso Rubicón.

El Unlimited Sport 4x4 que estuve disfrutando trae de serie aire acondicionado, asientos forrados en tela con ajuste de altura para el conductor, volante con controles de audio y ajuste de altura, toldo de lona, barra protectora acolchada, faros de niebla, rines de acero de 16 pulgadas y sistema de 6 bocinas.

En cuanto a seguridad se refiere, dispone de bolsas de aire frontales, control de tracción, asistente de arranque en subidas y de descenso en pendientes, control de velocidad electrónico y de estabilidad, frenos de disco en las cuatro ruedas y señal de aviso de presión de llantas.

Como dije arriba, el Jeep Wrangler 2012 sigue teniendo una personalidad definida off road, con características de auto rudo, austero y ruidoso, pero con un magnetismo innato al que muchos no se han podido sustraer.

por J. M. Fuentes
houston@elcolombiano.net

Acerca del Autor