En boca cerrada…


• Previsiones santas
Hace un año más o menos, el gobierno que preside J.M. Santos advertía a los colombianos que debían prepararse para lo que venía, porque si el invierno del 2010 había sido duro, el de 2011 iba a ser ‘requeteduro’.

Cualquiera hubiera pensado que los organismos correspondientes iban a tomar cartas en el asunto y a tratar de aplicar los correctivos necesarios para evitar en lo posible que ‘La Niña’ o su hermanito ‘El Niño’ hicieran estragos en el país, pero hoy vemos a Colombia sumida en el caos por las intensas lluvias y a J.M. balbuciando excusas que en nada mitigan el dolor de los que han perdido familiares y bienes.

• Bocazas
Otro que habló por hablar fue el alcalde electo de Bogotá, Gustavo Petro, quien por allí dijo que se proponía fusionar los servicios públicos de la capital: acueducto, energía y telecomunicaciones, desatando una suerte de pánico colectivo que se reflejó inmediatamente en el desplome de las acciones de la EEB y la ETB.

La EEB —Empresa de Energía de Bogotá— perdió en dos días 7.54 por ciento de su valor, equivalente a cerca de dos billones de pesos, en tanto que la ETB —Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá— acusó un golpe a la baja de 5.53 por ciento, y no se sabe si esa tendencia seguirá en las próximas jornadas.

De las dos, la EEB es la más perjudicada, como quiera que hoy por hoy es un modelo de gestión público-privado que le genera jugosos dividendos a las arcas de la capital, gracias a su buena gestión y al buen tino que han tenido sus directivos para invertir en mercados del exterior y en sectores que ofrecen grandes retornos, por lo que es considerada como ‘la joya de la corona’.

Nada de eso le importó a Petro cuando abrió su bocaza y por eso el mercado se ‘paniquió’ ante el temor que la fusión propuesta hiera de muerte a la EEB, porque en triunvirato tendría que darle oxígeno al ineficiente acueducto y paliar el plomo en el ala tecnológica del que padece la ETB.

Como quien dice, ¡la embarrada! Y lo peor, señoras y señores bogotanos, es que eso —la gestión Petro— ni siquiera comienza...

Alfredo Mantilla
editor@elcolombiano.net

Acerca del Autor