Asesinato de Liliana Lozano y Fabio Vargas deja al descubierto pelea entre narcotraficantes

Escrito el 14 ene 2009
Por :
El doble asesinato en el suroeste de Colombia de una modelo y del hermano del capo del narcotráfico Leonidas Vargas -- muerto a tiros la semana pasada en un hospital de Madrid--, obedecería a una vendetta de la mafia, según una de las hipótesis que manejan los investigadores.

El coronel Nelson Acero, comandante de policía del departamento de Valle, dijo este miércoles que Fabio Vargas, de 47 años, fue identificado por su ex esposa en la morgue de Palmira, 550 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El cuerpo de Vargas había sido llevado allí junto con el de Liliana Lozano, una actriz de televisión y ex reina de belleza, tras ser encontrados en una carretera con signos de tortura, según Acero.

El oficial señaló que Vargas y la actriz fueron sorprendidos por los asesinos mientras descansaban, pues la mujer vestía pijama y el hombre estaba en ropa interior.

Este doble homicidio y la forma violenta como fue ultimado en Madrid Leonidas Vargas, conocido en el mundo de la mafia como 'El viejo', activaron las alarmas de las autoridades que analizan si se relaciona con una venganza entre clanes de narcotraficantes por controlar rutas de cocaína hacia Europa.

"Es una hipótesis que examinamos, por la forma como ocurrió el crimen y por la forma tan próxima en el tiempo entre los asesinatos", confió a AFP telefónicamente un oficial de la policía antidrogas encargado de operaciones contra los carteles que operan en Valle.

En este departamento del suroeste de Colombia, que alberga una de las más prósperas zonas agrícolas del país, tienen asiento los grupúsculos que sobrevivieron a la guerra interna del cartel del Norte del Valle, que llevó a la tumba a sus principales jefes.

El asesinato de 'El viejo' en una habitación del hospital madrileño con certeros disparos a la aorta, el corazón y el mentón, recuerda a las autoridades colombianas el modus operandi de los sicarios al servicio de esa organización mafiosa.

A sus 60 años, Vargas estaba en libertad provisional debido a una enfermedad cardíaca, a la espera del comienzo en julio de un juicio en su contra y en el que podría declarar en contra de algunos de los capos que heredaron el emporio del Norte del Valle.

Entre ellos se encuentran Daniel Barrera ('El loco') y Pedro Guerrero ('Cuchillo'), quienes libran una guerra por el control del mercado de las rutas de la cocaína.

Una de ellas permite enviar alijos a través de Venezuela y Brasil a países de la costa este de África y de allí a Europa.

Vargas había sido detenido en 2006 en Madrid en relación con cargamento de de 500 kilos de cocaína. "El podría tener información comprometedora", señaló el oficial antidrogas consultado por AFP.

'El viejo' se había establecido en España tras purgar en Colombia apenas siete años de cárcel -de dos condenas a 19 y 25 años-, gracias a una rebaja por buena conducta.

Se había iniciado en el mundo de la droga en los años setenta en el departamento de Caquetá (suroeste), donde era un simple carnicero.

Socio de Gonzalo Rodríguez Gacha ('El Mexicano') y de Pablo Escobar en el cártel de Medellín, tras la muerte de ambos a comienzos de los años 90 Vargas lideró su propia organización, el cártel de Caquetá, y amasó una fortuna representada en más de 139 lujosas propiedades.

Según la policía, 'El viejo' fue además uno de los primeros capos que negoció con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que tiene una fuerte presencia en Caquetá, para conseguir protección de cultivos ilícitos y el envío de alijos conjuntos de cocaína.

Acerca del Autor