Evo se queda vestido y alborotado

Una imparable lluvia afectó hoy a miles de espectadores y participantes de la X Entrada Folklórica de Integración Cultural Bolivia Baila de Buenos Aires, colorido evento al que se esperaba que asistiera Evo Morales pero que acabó cancelando su participación por el retraso ocasionado por el clima.

"Por inclemencias del tiempo y retraso en el inicio de la 'X Entrada Folklórica de Integración Cultural Bolivia Baila en Buenos Aires-Argentina' el Presidente retorna a Bolivia a cumplir con su agenda programada", difundieron desde la embajada boliviana.

Pese a este cambio de planes, y con un retraso de casi tres horas, los miles de asistentes comenzaron con la celebración, tal y como lo han hecho durante una década.

En total, 150 fraternidades compuestas por decenas de bailarines y músicos recorrieron la avenida de Roque Sáenz Peña de la capital, que conecta el emblemático Obelisco con la Plaza de Mayo, donde se encuentra la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.

Al evento, con poca cantidad de público, sí que asistió la ministra de Culturas boliviana, Wilma Alanoca, que estuvo acompañada por varios representantes de asociaciones bolivianas residentes en Argentina.

"Este desfile es muy bueno, es muy bonito y lo hacen cada año y la verdad es que es impresionante porque demuestran la cultura, lo que es Bolivia", explicó a Efe Ruth Choque, boliviana residente en Argentina.

Ella fue una de los centenares de personas que, bajo chubasqueros y paraguas, fueron a presenciar los vestidos, trajes y bailes coreografiados de este desfile, muy parecidos a los que se celebran en su país natal.

"Allá están los carnavales de Bolivia, pero realmente es similar a eso y lo hacen acá, en Argentina. Es algo muy bueno y muy divertido", aseguró, encandilada por los colores de las vestimentas.

Para Albina Mamani y Laura Carvajal, madre e hija, respectivamente, la experiencia es todavía más intensa, ya que esta es la primera vez que la menor participará en el desfile.

Acerca del Autor