Ex jefe paraco “Don Berna” comienza a testimoniar en Medellín

El ex jefe paramilitar colombiano "Don Berna" o "Adolfo Paz", alias de Diego Fernando Murillo, empezó hoy a prestar testimonio voluntario ante la Fiscalía General en Medellín, que tiene registradas unas 13.000 víctimas de sus actividades y las de los más de 3.370 ultraderechistas que tuvo bajo su mando.


Cerca de 200 personas, entre familiares de víctimas y antiguos subalternos, esperaron a Murillo a las afueras del Edificio de la Justicia de esa ciudad del noroeste de Colombia.


Los damnificados por las actividades de "Don Berna" y los bloques Cacique Nutibara (BCN), Héroes de Granada (BHG) y Héroes de Tolová (BHT), que él tuvo bajo su mando, le recibieron con gritos de "asesino, asesino".


Entre tanto, sus subalternos en la llamada Corporación Democracia, organización no gubernamental (ONG) creada para reunir a los desmovilizados del BCN, se apostaron frente a las víctimas con carteles que decían "Reconciliémonos".


La sección de la Fiscalía General en Medellín dijo que se acondicionaron dos salas especiales en esa ciudad y otra en Montería para que las víctimas de Murillo sigan por circuito cerrado de televisión esta diligencia, conocida como "versión libre" (testimonio voluntario), la cual está previsto que se desarrolle en cuatro jornadas.


El ex paramilitar es uno de los treinta ex altos jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que están recluidos en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí, localidad cercana a Medellín, y uno de los 16 de los que Estados Unidos ha reclamado su extradición acusados de narcotráfico.


Unas 13.000 personas se registraron ante la fiscalía como víctimas de las actividades de Murillo, quien primero fue guerrillero del disuelto Ejército Popular de Liberación (EPL) y, luego, miembro del ala militar de Pablo Escobar, el desaparecido jefe del cártel de la cocaína de Medellín.


La entidad judicial recordó que Murillo afronta una investigación por "múltiples homicidios" en la conflictiva Comuna 13 de Medellín y Damasco, aldea en la población cercana de Santa Bárbara.


En estos casos, el ex paramilitar "se acogió a sentencia anticipada", figura que abrevia los procesos judiciales y que concede beneficios a los implicados.


En el proceso, "Don Berna" está acusado por homicidio, desplazamiento forzado y desaparición forzada.


Murillo se desmovilizó en junio de 2005 junto a más de 460 miembros del BHT, como parte del diálogo de paz de las AUC con el gobierno del presidente Álvaro Uribe.


Más de 31.000 paramilitares se desmovilizaron en virtud de este proceso, que comenzó en diciembre de 2002 y finalizó a mediados de 2006, después de lo cual entró en la actual fase judicial

Acerca del Autor