¿Ganó Chávez?


A pesar de la fama de buen jugador de póker que tiene, al presidente Juan Manuel Santos no le salió la jugada de la extradición del presunto narcotraficante Walid Makled como la había maquinado. Sencillamente se quedó con los naipes en la mano.

Por varios meses estuvo jugando a las escondidas con ese asunto y luego de haberle prometido a su ‘mejor amigo’ Hugo Chávez que le enviaría al ex dueño de la aerolínea Aeropostal para que respondiera por una serie de cargos que le imputan en Venezuela —entre los que el mayor es el homicidio— su entorno deslizó que podría extraditarlo a Estados Unidos, donde es requerido por narcotráfico.

En varias ocasiones Makled ha implorado que lo envíen a esta tierra del ‘tío Sam’ y no a Venezuela, donde teme por su vida porque —según él— sabe muchos secretos inconfesables de altos dirigentes del entorno chavista —civiles y militares— a los que habría enriquecido con su gorda cartera pringada de ‘perico’.

La semana pasada, previo al viaje de Santos a Estados Unidos, una de las cartas que salieron a la mesa fue que el presidente colombiano le ofrecería a su par estadounidense la cabeza de Makled, como un gesto de buena voluntad a tener en cuenta de cara a la esquiva aprobación final del tratado de libre comercio entre los dos países, lo cual fue el detonante para que el mandamás de Venezuela suspendiera la cita que tenía prevista con Santos en Cartagena el fin de semana que pasó.

El avión de Chávez supuestamente se averió en Bolivia y eso no le permitió cumplir. ¡Falso!, pero entendible. Él está desesperado por ponerle las manos encima al descendiente de libaneses para meterle un tapón de estopa en la boca y de pronto se encuentra con que su ‘nuevo mejor amigo’ le quiere poner los cuernos con Obama. Con el imperio. ¡Imperdonable!

Santos tiene previsto reunirse mañana (escribo el miércoles) con Obama, pero ya dijo que el tal Makled había comprado un boleto con descuento para Caracas.

¿Ganó Chávez? Pienso que no. Lo que me late es que ya los norteamericanos obtuvieron de Walid todo lo que les interesaba y poco les importa si se lo come Chávez. ¡Ojalá que se atragante!

Alfredo Mantilla
editor@elcolombiano.net

Acerca del Autor