Gobierno le reitera a las FARC que depongan armas

El Gobierno de Colombia prometió hoy trabajar hasta liberar a todos los secuestrados que siguen en poder de las FARC e instó a los miembros de esa guerrilla a que depongan la armas para evitar la muerte.


Así lo manifestó el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, al anunciar la liberación, sanos y salvos, de quince rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).


Fueron liberados en un operación calificada de "impecable" la ex candidata presidencial colombo-francesa Ingrid Betancourt, los contratistas estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves, y once militares y policías.


Todos ellos llevaban más de seis años secuestrados.


"Seguiremos trabajando día y noche para lograr la liberación del resto de los secuestrados", expresó a los periodistas el ministro.


"Una vez más, hacemos un llamado a los nuevos cabecillas de las FARC para que depongan las armas, para que no se hagan matar ni sacrifiquen a sus hombres, para que se desmovilicen", subrayó Santos.


A los rebeldes "el Gobierno les reitera que si quieren entrar a negociar en serio y de buena fe, les ofrecemos una paz digna", agregó.


"En una operación especial de inteligencia, planeada y ejecutada por nuestra inteligencia militar, fueron rescatados, sanos y salvos, 15 de los secuestrados que se encontraban en manos de las FARC", enfatizó el ministro.


Esa operación, que se denominó "Jaque" y no tiene precedentes, "pasará a la historia por su audacia y efectividad" y "deja muy en alto, muy en alto, la calidad y el profesionalismo de las Fuerzas Armadas colombianas", puntualizó Santos.


Los rehenes, que estaban divididos en tres grupos y fueron liberados en los departamentos selváticos del Guaviare (sur) y Vaupés (sureste), formaban parte de un grupo de 40 secuestrados que las FARC aspiran a canjear por cerca de medio millar de guerrilleros presos.


Para ello, las FARC exigen que se desmilitaricen dos municipios del Valle del Cauca (suroeste), lo que no es aceptado por el Ejecutivo que preside Álvaro Uribe, que argumenta razones de soberanía.

Acerca del Autor