Graves denuncias

La Barca modifica su formato habitual para darle curso a una misiva del ex magistrado y ex embajador Jesús Vallejo Mejía sobre la campaña presidencial:



Apreciado Barquero:



Pocas veces he visto en la vida algo tan escandaloso como lo que está sucediendo con la parcialidad oficial para imponer la candidatura de Santos.



Yo no pertenezco a partido político alguno, pero me impresiona la deslealtad del presidente Uribe y el ministro Valencia Cossio con el Partido Conservador.



Éste adelantó un reñido proceso de consulta popular para decidir sobre la candidatura presidencial. Lo ganó Noemí Sanín, venciendo en franca y dura lid al candidato gubernamental.



Para contrarrestar esta derrota se ha incitado a un grupo de notables conservadores para que desconozcan los resultados de la consulta y adhieran a la candidatura oficialista de Santos, dándoles a entender así a los conservadores rasos que la candidatura de su partido no goza de la buena voluntad del alto gobierno. Son los guiños velados para imponer un sucesor. Pero al debilitar a Noemí Sanín han dado pie para que la alianza Mockus-Fajardo ascienda en las encuestas.



De ese modo, del escenario de una segunda vuelta entre Santos y Noemí, que se preveía hace poco, se puede estar pasando a otro que enfrente a Santos con Mockus, quien recogería los votos de los descontentos con estas odiosas manipulaciones.



Uribe no está cerrando con broche de oro su gestión. Por el contrario, parece estar haciéndola a la salida, como ciertos personajes indeseables.



Me parece que con estos procedimientos se está descendiendo al terreno de la abyección.



Como ciudadano desasido de toda aspiración burocrática, me creo en el deber de llamar la atención sobre los peligros institucionales que acarrea la peligrosa línea de acción que han emprendido los responsables de garantizar la imparcialidad oficial en los comicios.



He comprometido mi voto por Noemí Sanín en la primera vuelta, pero si ella no pasa a la segunda y sí lo hace Mockus, votaré por éste como gesto de protesta contra un gobierno que está perdiendo el sentido de su responsabilidad histórica.

Cordial saludo.

Jesús Vallejo Mejía

William Calderón
Acerca del Autor