el colombiano

Hemorragia de pre candidatos

Pre candidatos al ruedo

Cuando todavía faltan 19 meses para las elecciones presidenciales del 2006 en Colombia, empiezan a salir del escaparate político una serie de precandidatos y candidatos que no están dispuestos a dejar que el escenario sea acaparado única y exclusivamente por el candidato-presidente Dr. Álvaro Uribe.

Ya está claro que tanto Antanas Mockus, como Enrique Peñalosa, andan ‘desatados’, con el cartelito de independientes. Aunque Peñalosa anda en campaña desde que salió de la alcaldía de Bogotá. Recordemos que antes de que se destaparan los apetitos reeleccionistas en la Casa de Nariño, era frecuentemente mencionado como ‘el sucesor’, llegando incluso a hablar como si ya su acceso a la presidencia fuera una cuestión de trámite. Si mal no recuerdo, llegó a mencionar posibles candidatos de las diferentes carteras ministeriales bajo su mando.

Entonces todo eran guiños entre los dos. Ahora -me imagino- las relaciones entre Peñalosa y Uribe deben haber entrado en la etapa del congelador.

Mockus, el filósofo Mockus, ha sido más cauto, aunque no menos ‘destapado’. Por su bagaje, es considerado como una de las figuras de contrapeso a la eventual reelección del Presidente Uribe, pero tiene en su contra la falta de una maquinaria o, por lo menos, el simulacro de ella.

Más lanzados y el ‘ToConUri’

No veo cómo, pero otro de los que andan en la ventolera presidencial es el ex fiscal general de la Nación, Alfonso Gómez Méndez, quien no oculta su intención de meterse a la candela cuando se vaya a escoger al candidato liberal a la Presidencia de la República. De paso, cada vez que declara le cae a palos a la reelección presidencial inmediata. Lo último que dijo es “la aprobación de este proyecto será el retroceso más grande de la historia colombiana en materia constitucional”.

Aunque muchos en el liberalismo han asomado la posibilidad de crear una coalición con el Polo Democrático para integrar con otros partidos el “ToConUri” (Todos Contra Uribe), Gómez Méndez insiste en que el partido rojo debe tener candidato propio, para que pueda ser apoyado por otras fuerzas progresistas. Acusó de otra parte al Presidente Uribe de estar aplicando un clientelismo de la peor calaña para buscar su reelección, convertido con mucha anticipación en candidato de una campaña prematura.

Después de tantas vueltas y revueltas, la senadora y ex directora del partido liberal, Piedad Córdoba, también coquetea con la precandidatura presidencial, cabalgando en el caballito de “defensa de las minorías”.

El gusanillo igualmente le ha picado al senador Carlos Gaviria, quien estaría a punto de erigirse en precandidato presidencial de Alternativa Democrática, apoyado por un grupo de 14 congresistas de izquierda, entre los que hacen fila Jorge Robledo y Wilson Borja.

Dicen en los mentideros políticos, que si Gaviria finalmente se anima contaría con el apoyo del Movimiento Ciudadano que dirige el padre Bernardo Hoyos. Aunque el proceso todavía está medio biche, Gaviria piensa comenzar a construir camino, para participar en la consulta que se realizará para una coalición de centro izquierda con el Polo Democrático y un sector del Partido Liberal.

‘Rumba’ baratieri

Pasando a otro plano, en este caso muy local, de Miami concretamente, me contaron por allí que la Cámara de Comercio Colombo-Americana estuvo al habla con Gabriel ‘Rumba’ Romero para que animara el baile que tienen programado para el venidero 12 de noviembre, pero lo que le querían pagar era tan poco que el reconocido músico salió corriendo, dejando un polvero. Me llama la atención la especie, ya que los precios que están cobrando como ‘donación’ para disfrutar de esa rumba en homenaje a Cartagena de Indias oscilan entre $65 y $75. Ni que se tratara de ‘hermanitas de la caridad’ para que no se pudieran meter la mano al dril.

Extranjeros a las urnas

Un proyecto de ley estatutaria que busca que los extranjeros residentes en Colombia puedan participar activamente en elecciones y consultas populares locales, fue aprobado en la Comisión primera de la Cámara.

La iniciativa, que consta de siete artículos, es de autoría del representante Luis Fernando Velasco y permite que los extranjeros no nacionalizados, que tengan más de cinco años como residentes en Colombia, estén inscritos en los registros del DAS y en las listas electorales, y no hayan sido condenados; voten para elegir alcaldes, concejales y ediles de los municipios donde habitan.

¿La mano pelúa?

Algo raro sucede en la Fiscalía General de la Nación. Lo ocurrido con la fuga del subversivo de las Farc, Hernando Buitrago Martha, alias ‘Kafir’ o ‘Julián’ tiene un tufillo que apesta, muy a pesar que siete funcionarios de la Fiscalía fueron declarados insubsistentes como consecuencia de este episodio bochornoso a todas luces. El bandido se escapó en la noche del lunes de las instalaciones de la sede nacional del organismo judicial en Bogotá.

En un comunicado oficial, el fiscal general de la Nación, Luis Camilo Osorio, confirmó la decisión contra tres funcionarios que pertenecían al Centro Administrativo de Control y Monitoreo de la sede central, tres miembros de la custodia de las celdas y el encargado de la coordinación de seguridad.

El rebelde evadido había decidido colaborar con la Fiscalía y con sus aportes se logró la incautación de caletas de armas, la capturó guerrilleros y se evitaron secuestros. ¿Se fugó de verdad o intervino allí una mano pelúa? Y si fue esto último, ¿quién podría tener tanto interés en ‘desaparecerlo?

Línea de partida

Ya empezó la campaña de los candidatos a la presidencia del Senado en Colombia, para suceder a Luis Humberto Gómez Gallo en el siguiente período.

En esa puja se encuentran inscritos los nombres de: Luis Guillermo Vélez, Claudia Blum, Vicente Blel y Dieb Maloof. Pero a ese cuarteto le hace falta compañía, ya que por allí hay runrunes de otros liberales a quienes “les suena” ese puesto.

El paisa Luis Guillermo Vélez jura sobre una biblia que el Presidente Uribe le dio “la bendición”, cuando él declinó este año su candidatura para no entorpecer los acuerdos con el conservatismo.

A propósito del actual titular, Luis Humberto Gómez Gallo, hace una semana le preguntaban en el programa de Julio Sánchez Cristo si él había tratado de interceder ante la presidencia por unos amigos suyos que están demandados por un caso de tenencia de la tierra en las Islas del Rosario y muy olímpicamente dijo que no, que él no había tratado de interceder, sino que ellos le habían dicho que estaban siendo perjudicados, que eran las víctimas, y entonces él muy gentilmente se había ofrecido a acompañarlos a la Casa de Nariño para que expusieran su parte del asunto. Yo tenía entendido que los legisladores estaban en esos puestos simplemente para legislar.

¿Por qué Gómez Gallo se siente con derecho de ir a Palacio a pedir esa clase de favorcitos? ¡Quien sabe!

PD: En mucho apreciaría que el representante a la Cámara por los Colombianos en el Exterior, Dr. Jairo Martínez, escribiera a mi email y me contara qué sabe de la historia de un señor Burbano…