Italia se siente “bien tratada” por los árbitros latinoamericanos

Duisburgo (Alemania), 6 jul.- La elección del árbitro argentino Horacio Elizond para arbitrar la final del Mundial ha sido acogida favorablemente en el seno de la delegación italiana, que siempre se ha sentido "bien tratada" por los colegiados latinoamericanos.



"Nos han tocado muchos colegiados de América, Sudamérica y Latinoamérica y siempre nos han tratado bien", comentó Giancarlo Abete, jefe de la delegación transalpina en el Mundial de Alemania.



El portavoz italiano recalcó que, en cualquier caso, ellos son respetuosos "con todas las decisiones de la Comisión de Arbitros y la de Disciplina".



Elizondo, auxiliado por sus compatriotas Darío García y Rodolfo Otero, dirigirá el domingo la final en Berlín entre Italia y Francia.



El japonés Toru Kamikawa dirigirá el partido por el tercer puesto entre Alemania y Portugal, el sábado en Stuttgart.

Acerca del Autor