“Julie & Julia” abre el apetito por la cocina francesa en EE.UU.


El estreno del filme culinario “Julie & Julia” ha despertado un renovado interés en Estados Unidos por la cocina francesa, un fenómeno que re cuerda al furor por el vino que siguió al éxito de la película “Sideways” en 2004.


En un país cada vez más preocupado por la dieta saludable y obsesionado por la comida orgánica, la propuesta gastronómica tradicional y de puchero presentada en los cines de la mano de Meryl Streep sedujo a numerosos espectadores que, tras la proyección, buscaron saciar su curiosidad y apetito en librerías y restaurantes.


“Julie & Julia”, dirigida por Nora Ephron, llegó a la cartelera de Estados Unidos el viernes 7 de agosto respaldada por gran parte de la crítica y, a la postre, por una audiencia a la que embelesó con más de dos horas de pasteles, tortillas, bruschettas, pollo asado y, el ya popular, boeuf a la bourguignonne.


El largometraje fusiona las biografías de la conocida chef estadounidense de los años 60 Julia Child (Streep) y de la joven Julie Powell (Amy Adams), que se hizo famosa gracias a un blog que lanzó en 2002 en el que relataba sus experiencias al preparar cada día una de las recetas de su admirada cocinera.


Child, fallecida en 2004 con 91 años, se mudó a París con su marido diplomático al término de la II Guerra Mundial. Movida por su afición por el buen comer aprendió trucos culinarios galos que posteriormente recogió en varios libros adaptados para el ama de casa estadounidense.


Aquellos recetarios publicados al comienzo de la década de los 60 han vuelto a ponerse de actualidad y se han agotado en numerosas librerías, según informan los medios.


La edición del 40 aniversario del primer volumen de “Mastering the Art of French Cooking”, coescrito por Child, lidera la lista de libros más vendidos en los portales de internet como Amazon.com y de establecimientos como Barnes & Noble.


La entrañable cocinera tiene tres títulos más en la lista de obras más demandadas en Amazon: “Mastering the Art of French Cooking Vol. 2”, “Julia's Kitchen Wisdom: Essential Techniques and Recipes” y “My Life in France”, la novela que se tomó como referencia para crear su personaje en el filme.


En esa misma clasificación la obra “Julie and Julia: My Year of Cooking Dangerously”, de Julie Powell, se sitúa en el puesto número 31 después de 25 días entre los 100 más vendidos.


También ha vuelto a resurgir la demanda de los DVD con los programas de cocina grabados para la televisión por Child.


Muchos restaurantes han aprovechado el atractivo de la película para elaborar menús especiales que sacien el apetito de quienes salen del cine con el estómago abierto y pidiendo a gritos alguno de los guisos que acaban de ver preparar con gozo por Streep o Adams.


La película también ha sido una buena noticia para las escuelas de cocina, especialmente para las que enseñan gastronomía francesa, que han visto cómo en los últimos días se incrementaban las inscripciones de nuevos alumnos.


La sensación causada por “Julie & Julia” guarda semejanza con lo ocurrido hace cinco años con “Entre copas”, filme independiente en el que dos hombres hacían un viaje iniciático en el mundo del vino por las bodegas californianas.


Aquella historia supuso una gran promoción para los caldos de la costa oeste de Estados Unidos, en especial para los producidos con la variedad de uva Pinot Noir.


Además obtuvo un Óscar al mejor guión y fue candidata en otras cinco categorías, entre ellas la de mejor película y mejor dirección.

Acerca del Autor