Kirchner responde carta de Bachelet por subida del precio del gas

La nota, de tres párrafos, no informa sobre el contenido de la respuesta que el presidente argentino dio a la carta que Bachelet le envió el 28 de julio pasado

Buenos Aires, 3 ago (EFE).- El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, respondió a la carta en la que su colega chilena, Michelle Bachelet, expresó su "decepción" por el aumento del precio del gas argentino que compra su país, informaron fuentes oficiales.



La respuesta de Kirchner fue entregada anoche por el canciller argentino, Jorge Taiana, al embajador chileno en Buenos Aires, Luis Maira, indicó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de este país.



La nota, de tres párrafos, no informa sobre el contenido de la respuesta que el presidente argentino dio a la carta que Bachelet le envió por medio de Maira el 28 de julio pasado.



El 15 de julio último, Argentina elevó el impuesto a la exportación de gas desde el 20 al 45 por ciento, lo que supuso para Chile, principal comprador del hidrocarburo, un precio de entre 4,5 y 4,8 dólares por millón de BTU (unidad térmica británica) frente al valor de 2,5 a 3 dólares que pagaba ese país hasta entonces.



Argentina aplicó ese ajuste con el fin de compensar el aumento del precio del gas que compra a Bolivia desde la crisis energética del 2004 con la condición de no proveer de gas boliviano a Chile, como pidió La Paz a raíz del antiguo conflicto con ese país por una salida soberana al océano Pacífico.



Las autoridades chilenas consideraron que Argentina aplicó un ajuste superior a lo pactado.



"Hemos señalado que en Chile hay decepción frente a lo sucedido y que no se condice con la relación estratégica que ha existido ya por varios gobiernos entre Argentina y Chile", señaló Bachelet el 27 de julio último, al anunciar el contenido de la carta que envió a Kirchner.



Según el acuerdo firmado en la década pasada, Argentina vende a Chile 22 millones de metros cúbicos diarios de gas pero en la práctica, según autoridades de ambos países, el flujo medio ha fluctuado entre 15 y 16 millones de metros cúbicos.

Acerca del Autor