La alimentación y la almohada influyen en el asma infantil

Algunos productos de uso doméstico aumentan el riesgo de padecer asma. La contaminación y el tabaco disparan también los casos.

Los países desarrollados tienen más casos de asma infantil. Según un nuevo estudio, esta mayor prevalencia está marcada por una serie de factores ambientales, como la humedad de la casa en la que viven, la presencia de almohadas de espuma o la exposición a las cocinas de gas.



La investigación, publicada en 'British Medical Journal', abarcó un total de 10.902 escolares de 10 años de edad y procedentes de diferentes colegios de Hong Kong, Guangzhou -ambos con clima subtropical- y Beijing, que es una zona templada.



Los padres o tutores de los participantes rellenaron un cuestionario sobre los síntomas asmáticos de los niños y su exposición a una serie de factores ambientales. Además, un pequeño grupo de colegiales (3.483) pasó una prueba en la que se midió la sensibilidad de su piel a ocho componentes alérgenos distintos presentes en el aire como, por ejemplo, el polvo.



Según indican los resultados obtenidos, los niños de Hong Kong, la ciudad más desarrollada de las tres analizadas, fueron los que, el año pasado, presentaron más pitidos al respirar. "Los síntomas de asma [...] fueron hasta tres veces más comunes" en estos escolares, subrayan los investigadores.



Las cocinas de gas, las almohadas de espuma y la humedad de las casas (presencia de moho en techos o paredes), fueron los factores que más influyeron en la aparición de sibilancias. Por el contrario, los edredones de algodón y el consumo frecuente de frutas y verduras crudas probaron ser eficaces protectores.



Casas más pequeñas



Como ya han demostrado otros estudios, las cocinas de gas guardan una relación directa con los casos de asma. Los autores destacan que esta incidencia podría ser mayor en China ya que las casa suelen ser más pequeñas que las de Canadá o Inglaterra, que son las que se han estudiado anteriormente.



En cuanto a las almohadas de espuma, la investigación señala que "diversos estudios han reflejado una asociación entre la ropa de cama sintética y el asma infantil".



"Los elementos ambientales y la dieta pueden explicar la distinta prevalencia de asma en los niños", que vivían en Hong Kong, Beijing y Guangzhou, explican los autores. Y, añaden que el asma es más común en los países desarrollados.



En este sentido, el trabajo concluye subrayando que "debido a las mejoras económicas en China, muchas de sus ciudades se encuentran en distintas etapas de modernización. Y, como los participantes tenían la misma base genética, las diferencias en prevalencia de asma es posible que se deban a las exposición a distintos factores ambientales".





Acerca del Autor