La ‘Berlusconi rebelde’ critica a su padre Silvio



Bárbara Berlusconi, primogénita del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y su segunda esposa, Verónica Lario, considera que "un hombre político no puede permitirse las distinciones entre la vida pública y la privada".


"Los representantes políticos son escogidos para gobernar bien y para hacer prosperar la comunidad. Se espera además que salvaguarden los valores que esa comunidad", agregó la joven, de 24 años, en una entrevista con la edición italiana de la revista "Vanity Fair", cuyo contenido fue adelantado hoy a los medios locales.


Preguntada sobre si existe algún conflicto entre los cinco hijos de Berlusconi por su patrimonio tras el anuncio de divorcio de sus padres, Bárbara responde: "A día de hoy no existe ninguna lucha y si mi padre se comporta como un hombre justo e imparcial tampoco la habrá en el futuro".


"Quiero estar cerca de ambos (de Berlusconi y de Lario), porque lo que no trasluce es que los dos sufren profundamente", comenta la joven.


Mientras, añade que pese al dolor y la desilusión por los que está atravesando la familia, "al menos todos los hermanos estamos viviendo esta situación a una edad en la que podemos entender lo que sucede".


Bárbara, que es madre de dos niños Alessandro y Edoardo, se refiere además al papel que ha desempeñado su madre en los más de treinta años de relación con Berlusconi, y subraya que su mayor interés fue siempre el de "defender a la familia".


"No está en su naturaleza ser un personaje público y con mi padre siempre ha existido un respeto mutuo de sus papeles", señala la joven, que desde 2003 es miembro del consejo de administración de grupo Fininvest, cuyo valor asciende a 4.000 millones de euros.


Sobre la relación de su padre con la joven Noemi Letizia, a cuya fiesta de 18 años acudió al mandatario y que se apunta como uno de los desencadenantes del divorcio de sus padres, Bárbara admite que le "sorprendió".


No obstante, señala: "Es una dimensión que nunca ha formado parte de mi vida cotidiana. Mi historia es la de una chica que ha vivido su juventud de un modo normal y sereno. Nunca he ido con hombres ancianos. Se trata de lazos psicológicos en los que no tengo experiencia".


Silvio Berlusconi se encuentra desde hace varios meses en medio de la polémica debido a las acusaciones de su esposa sobre sus amistades con jóvenes menores de edad, la aparición de fotos de fiestas en su casa "Villa Certosa" de Cerdeña con invitados ligeros de ropa, así como sus relaciones sexuales con prostitutas de lujo, desveladas por una de ellas, Patrizia D'Addario.

Acerca del Autor