La Generación X es sorprendentemente feliz


Se les ha estereotipado como un contingente de mediocres inseguros y angustiados. Pero la mayoría de los miembros de la Generación X tiene vidas activas, balanceadas y felices, según un estudio de largo plazo realizado por la Universidad de Michigan.

“No van, solitarios, a jugar a los bolos”, dijo el cientista político John D. Miller, autor del Informe de la Generación X. “Son activos en sus comunidades, mayormente satisfechos con sus empleos y capaces de equilibrar el trabajo, la familia y el esparcimiento”.

Miller dirige el Estudio Lontigudinal de la Juventud Estadounidense (LSAY por su sigla en inglés) del Instituto de Investigación Social (ISR) de la UM. El estudio, financiado por la Fundación Nacional de Ciencias desde 1986 incluye ahora respuestas de unos 4.000 integrantes de la Generación X, es decir nacidos entre 1961 y 1981.

“Los 84 millones de personas en Estados Unidos de esta generación con edades entre los 30 y los 50 años son los padres y madres de los niños que ahora van a la escuela”, dijo Miller. “Y en las próximas dos o tres décadas los miembros de la Generación X estarán al frente de la nación en el Congreso y en la Casa Blanca. Por eso es importante entender sus valores, su historia, los desafíos del presente y sus metas para el futuro”.

El primero de una nueva serie trimestral de Informes de la Generación X describe como los GenXers se desempeñan términos de empleo y educación, matrimonio y familias, crianza de hijos, participación en la comunidad y la religión, las relaciones sociales, recreación y esparcimiento, vida digital, y felicidad y satisfacción con la vida.

Entre las muchas conclusiones, éstas son algunas:

Comparados con una muestra nacional de todos los adultos los miembros de la Generación X son más propensos a estar empleados, y trabajan y viajan de casa al trabajo y del trabajo a casa significativamente más horas por semana que el adulto típico en EEUU; el 70 por ciento de ellos pasa 40 horas o más en el trabajo y el transporte cada semana.

Dos tercios de los adultos en la Generación X están casados y el 71 por ciento tiene niños menores de edad en su casa

Tres de cada cuatro padres y madres de niños en la escuela primaria dicen que ayudan a sus hijos con las tareas escolares, y el 43 por ciento se ocupa de dar ayuda con las tareas escolares durante cinco o más horas cada semana

El treinta por ciento de los adultos de la Generación X son miembros activos de organizaciones profesionales, de negocios o sindicales, y uno de cada tres es miembro activo de una iglesia u organización religiosa

El noventa y cinco por ciento habla por teléfono, al menos una vez por semana, con amigos o familiares, y el 29 por ciento dice que lo hace al menos una vez al día.

“En su influyente libro Bowling Alone el sociólogo Robert Putnam argumentó que las personas en Estados Unidos están cada vez más aisladas socialmente”, dijo Miller. “Pero estos datos indican que los miembros de la Generación X no van solos a jugar a los bolos. Aunque es probable que sean menos propensos a incorporarse en clubes de comidas comunitarias tienen extensas redes sociales, de ocupación y comunidad. Son participantes activos en las organizaciones de padres y maestros, los clubes de deportes juveniles, clubes de libros y otras organizaciones comunitarias”.

Miller señala que, además, casi el 90 por ciento de los adultos de la Generación X participó en al menos una actividad al aire libre, como el montañismo, la natación, la navegación en bote o la pesca, y el 40 por ciento ha participado en dos o más actividades de recreación y esparcimiento por mes.

En el aspecto cultural el 45 por ciento de los adultos de la Generación X encuestados dijeron que habían asistido a por lo menos una representación teatral, sinfonía, ópera o ballet durante el año anterior, y el 13 por ciento indicó que había asistido a tres o más acontecimientos culturales durante el último año.

“Los adultos de la Generación X también son lectores”, apuntó Miller. “El 72 por ciento lee un periódico, impreso o en línea, al menos una vez a la semana, y el 80 por ciento ha comprado y leído al menos un libro durante el último año. Casi la mitad de los encuestados dijo que habían leído seis o más libros en el último año”.

Finalmente, indica Miller, los adultos de la Generación X están felices con sus vidas, con un nivel promedio de 7,5 en una escala de diez puntos en la cual el 10 equivale a “muy feliz”.

“Eso no quiere decir que algunos miembros de esta generación no tengan dificultades”, dijo Miller. “Y en ediciones futuras del Informe de la Generación X enfocaremos algunos de los problemas que enfrentan muchos miembros de este grupo”.

El segundo Informe de la Generación X se emitirá en enero de 2012 y estará enfocado en la gripe. Sobre la base de los datos recolectados durante la epidemia de gripe en 2010, el informe de enero explorará cómo los adultos jóvenes se mantuvieron informados sobre el asunto y qué acciones eventualmente emprendieron para protegerse y proteger a sus familias. Otros informes siguientes cubrirán asuntos como la comida y la cocina, el clima, la exploración espacial, y ciudadanía y votación.

Acerca del Autor