La Nissan Rogue S de 2012 hace gala de las tres B


Hola. Parece que fue ayer cuando todavía esperábamos las últimas campanadas del 2011. ¡Cómo se ha ido esta primera quincena del año! Yo la vi pasar muy rápido. Casi que me quedé con las ganas de disfrutar un poco más de la nueva Nissan Rogue S FWD de 2012 que estuve probando. ¡Ojo!, la “S” es por “special edition”.

Este crossover familiar se gana por derecho propio la inclusión destacada en la clasificación de los autos triple B: Bueno, bonito y barato. Cumple con esas tres condiciones y de pronto podría añadir que le queda de reserva un extra.

La primera bondad pasa por sus excelentes capacidades mecánicas que incluyen un motor DOHC de 2.5 litros y cuatro cilindros, que produce 170 caballos de fuerza a 6,000 r.p.m. y 175 libras/pie de torque a 4,400 r.p.m., con una transmisión continuamente variable (CVT), acelerador electrónico (drive-by-wire) y sistema atenuador de las vibraciones del motor, lo que le entrega a los ocupantes un ambiente sin muchas de las alteraciones del mundo exterior, para rodar confortablemente tanto por la carretera como en la ciudad.

Cuenta con sistema de frenos ventilados y antibloqueo (ABS) en las 4 ruedas, con distribución electrónica de la fuerza de frenado. Además, como queda establecido en su enunciado, viene con tracción delantera, aunque dispone de la opción de instalarle tracción intuitiva en las cuatro.

Lo atinente a la segunda “B” queda despejado con la primera mirada. La Rogue se distingue por un diseño de líneas fluidas y estilizadas que le confieren cierto aire distinguido de auto “costoso”. En este ejemplar, Nissan sigue poniendo énfasis en la combinación de rasgos modernistas que le ha distinguido desde sus inicios.

Para destacar su condición ‘especial’, la casa nipona la dotó con ruedas de aleación de aluminio de 16 x 7 pulgadas, con 5 rayos, y neumáticos P215/70R16 para que estuviera preparada para cualquier estación. Viene equipada con faros antiniebla y con dosis de cromo distribuidas en su parrilla, manillas de las puertas y alerones.

El ‘look’ se completa con el alerón trasero, vidrio delantero atenuador de rayos UV, con el de la parte posterior polarizado y por allí debajo su emblema distintivo que le dice a todos que usted está montando una edición especial.

Entre las amenidades con las que vino equipado destacan el sistema de sonido premium AM/FM/CD con pantalla a color de 4.3" en la que se refleja la escena posterior cuando se conduce en reversa, es compatible con CD’s creados con formato MP3/WMA, trae radio satelital XM (requiere suscripción y se vende por separado después del período de prueba), control de volumen sensible a la velocidad, entrada auxiliar de sonido, conexión USB para interfaz de iPod y otros dispositivos y se complementa con controles de sonido iluminados e integrados en el volante.

La tercera “B” que distingue en mi concepto a la Nissan Rogue S de 2012 no sólo va por cuenta del precio básico de $21,530 con el que viene etiquetada, sino también por su rendimiento con el combustible: 23 millas por galón en la ciudad y 28 en la carretera.

por Javier Fuentes
houston@elcolombiano.net

Acerca del Autor