La rebelión de los desprotegidos

Prosperidad burocrática

En el Congreso Nacional comienza a notarse el agotamiento de la llamada Prosperidad burocrática, tras la repartición de los panes al llegarle el turno a platos poco apetecidos como el arroz con huevo y el raspa’o de la olla. Los vagones del tren de la cacareada unidad nacional permanecen estancados en la carrilera por falta de gasolina como diria Roberto Gerlein

El ausentismo

El miércoles en la noche, en el Congreso, el ausentismo comenzó a dar las primeras muestras de que puede hacer lo que se le antoje. Brillaron por su ausencia, en la plenaria, sesenta senadores para no votar la ley de garantías, fiel demostración de la falta de combustible para los padres de la patria, porque los dejaron a pan y agua en la partija burocrática. En su sentir, las mieles del poder las disfrutan unos ilustres desconocidos del estrato nueve, muy cercanos al corazón presidencial que sueña con una coalición pegada con… sillas vacías.

Día decisivo

El martes sabremos la realidad de la agenda legislativa presentada con bombos y platillos, con espectáculos mediáticos, en el Capitolio y la Casa de Nariño.

Calma chicha

El alborozo provocado por la baja del “Mono Jojoy” disipó el ambiente por unos días, pero ahora se vuelve a la realidad asi:1) Con un Ministro del interior que ya tiene a su haber todos los cargos para su propia divisa;2) Un presidente del Senado en trance presidencial, después del lanzamiento de su candidatura, en Barranquilla..., 3) Roy Barreras, emulando con el jefe de la U, Juan Lozano, en la vocería del oficialismo. 4) Benedetti, poniendole palos al ex presidente Uribe;5) El Uribismo cobrándole el hundimiento de la segunda reelección al gobierno del ministro; 6) Santos desautorizando al ministro Vargas en situaciones como la terna para fiscal.7)Los obreros de la campaña sin recibir el mas minimo gesto de gratitud....MIENTRAS LOS QUE TRABAJARON EN LAS OTRAS CAMPAÑAS YA DISFRUTAN DEL PODER.... NADIE SABE PA¨´QUIEN TRABAJA . Con estos ingredientes, la bicicleta estática del legislativo tiene mucho pedal y poco pedalista.

William Calderón
Acerca del Autor