La Registraduría sigue buscando a quien culpar

El Gobierno Nacional incrementó su preocupación al cumplirse el cuarto día después de las elecciones del domingo pasado y nada que la Registraduría Nacional del Estado Civil les entrega a los colombianos los resultados consolidados de los elegidos para el Congreso de la República y del ganador de la consulta para la elección de candidato por el Partido Conservador a la Presidencia.


Para el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, no es comprensible que la Registraduría, pese a contar con un presupuesto superior, en un 23 por ciento frente al de las elecciones del 2006, no haya logrado sacar adelante el proceso de recuento de votos.


En una entrevista concedida al programa Oye Cali de la emisora Todelar, el Presidente recordó que el presupuesto de la Registraduría aumentó de 397 mil millones de pesos en el 2006 a 623 mil 245 millones de pesos este año.


"Résteles 137 mil millones que tenía para los referendos, que no solamente es el referendo para la reelección presidencial, cuya ley la declaró inexequible la Corte (Constitucional) sino dos referendos que hay pendientes, el referendo del agua y el tema del referendo del abuso sexual", sostuvo el Mandatario.


"Me pregunto, ¿con ese incremento enorme en presupuesto, la Registraduría por qué le ha fallado al país? ¿Dónde están las fallas? ¿Por qué ese gasto enorme en dinero y esas fallas? ¿Por qué si en el 2006 no se presentaron esas fallas con mucho menos dinero ahora se presentan?", señaló el Jefe de Estado.


Además, el Primer Mandatario sostuvo que si bien en el proceso electoral de 2006 participaron más candidatos para el Congreso de la República y se realizaron dos consultas de partidos, los resultados fueron entregados a tiempo.


"En 2006 había más dispersión de partidos y más candidatos y se presentaron ese mismo día dos consultas: una del Polo, competían el doctor Antonio Navarro y el doctor Carlos Gaviria y otra del oficialismo Liberal con muchos candidatos, y rápidamente el país conoció el resultado de ese conteo y después no hubo mayores diferencias entre el escrutinio y el conteo", indicó Uribe.


Mirada de analistas

Para el catedrático y analista Carlos Patiño, experto en temas políticos de la Universidad Nacional de Bogotá, los resultados de las elecciones son incompletos y hay muchas explicaciones que no se han dado y, quizá, en los últimos años del país no se había dado una situación tan azarosa y tan complicada como la ocurrida esta semana.


Según Patiño, hay tres datos muy preocupantes que ratifican que el Gobierno empieza a tener razón en sus reclamos en contra de la Registraduría.


"Primero, el Registrador y miembros de la Registraduría dijeron que no estaban preparados para que hubiera una afluencia mayor de votantes y en efecto la afluencia se incrementó. Esto quiere decir que la Registraduría no se preparó en serio para asumir el tema de las elecciones", comentó Patiño.


Otro tema clave -según Patiño- es que la Registraduría, según las explicaciones de los contratistas, no tuvo un control claro ni del contrato ni de los sectores que estaban asociados con la transmisión y pruebas de los datos. Además, dijo, no está claro cuáles son los efectos en ese contexto de lo que sucede frente a tomar precauciones y tener capacidades de alerta.


"Finalmente, el Gobierno termina dándole un golpe de gracia al Registrador al confirmar que sí se había producido un aumento presupuestal dirigido a cubrir las elecciones", agregó.


De cara a las presidenciales, Patiño sostuvo que en este momento se abrieron unos boquetes que dejan a la Registraduría en entredicho y que, incluso, podrían llevar a una situación muy complicada, sobre si será necesario nombrar un nuevo Registrador. "Ahora comienzan a desdibujarse lo que podría llamarse las garantías institucionales para la práctica de las elecciones presidenciales", puntualizó Patiño.


Sobre este particular, el ex ministro y constitucionalista Jaime Castro Castro sostuvo que se compromete la confianza y la credibilidad de la ciudadanía en el proceso electoral, lo cual produce aún mayor ilegitimidad del sistema político.


Sobre algunas voces que se escuchan acerca de una posible salida del registrador Carlos Ariel Sánchez, debido a las anomalías surgidas tras la elección del domingo, Castro comentó que el Registrador tiene periodo fijo y el único que lo puede suspender o destituir es el Procurador.

Acerca del Autor